La falta de acuerdo con Brasil impedirá la extradición del presunto asesino de los 4 brasileños en España

Actualizado 05/10/2016 19:17:32 CET

   BRASILIA, 5 Oct. (EP/Notimñerica) -

    El presunto autor del crimen de Pioz (Guadajalara, España) donde fueron asesinados cuatro brasileños, el joven Patrick Nogueira, está localizado en Brasil y se encuentra de momento en libertad debido a que las autoridades brasileñas no han recibido todavía la orden internacional de detención. No obstante, la falta de acuerdo entre España y Brasil para la extradición de ciudadanos dificultará el traslado de Nogueira a España para ser procesado en el país europeo.

   Sobre el presunto autor, el jefe del grupo de Delincuencia Especializada de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil española, el comandante Reina, ha asegurado que responde a un perfil psicótico por su falta de apego a la vida humana y de afectividad, y que se trata de una persona narcisista y egoísta.

   Reina ha asegurado que el móvil de los asesinatos no está totalmente determinado sino que barajan que pueda haber más de una motivación, algo en lo que se trabaja todavía.

   En cuando a la causa de la muerte de la familia, el comandante Reina ha señalado también que aunque no es definitivo, "pudieron morir desangrados", y también ha afirmado que el autor, de 19 años, y con antecedentes en su país, supuestamente acabó con la vida de los padres y de los dos hijos de una manera "secuencial".

   Tal y como han explicado tanto el comandante Reina como el teniente coronel de la Guardia Civil de Guadalajara, Pascual Segura, todavía no se puede afirmar de que se tratara de un crimen pasional, al timepo que ha dejado claro que los investigadores no han encontrado ningún indicio que vincule la familia asesinada con el crimen organizado.

   Tampoco hay pruebas que desprendan que la autoría pudiera corresponder a sicarios o profesionales del crimen como se pudo barajar inicialmente.

ANTECEDENTES POR AGRESIÓN "MUY VIOLENTA"

   En cuanto al presunto autor, de nacionalidad brasileña y con antecedentes por una agresión "muy violenta" a un profesor cuanto tenía 16 años, carecía de ocupación laboral en España, donde se encontraba desde hacía unos meses, precisamente hasta que tras descubrirse los cuerpos de las cuatro víctimas --los padres Marcos Campos y Janaina Santos, de 30 años cada uno, y sus dos hijos de uno y cuatro años-- adelantara su regreso a Brasil.

   Según la Guardia Civil, tanto Marcos como Janaina y sus dos hijos menores eran una familia "normal, trabajadora y humilde" alejados de cualquier tipo de actividad delictiva, según Reina.

   Las autoridades tuvieron conocimiento de estos hechos el pasado día 17 de septiembre por parte de los vecinos a raíz de unos fuertes olores y, tras la gravedad de los hechos, crearon un complejo equipo de unidades investigación que, según Pascual, ya les llevó a que al tercer día del descubrimiento del crimen estuvieran en disposición de comunicar al juez la "sospecha" de un individuo como autor de los hechos, en referencia al sobrino de Marcos.

   Desde el 22 de septiembre hay una orden internacional de detención de Francois Patrick Nogueira, orden que se produjo dos días después de su regreso a Brasil y cuatro días después de que se hiciera pública la aparición de los cadáveres.

SE LE INTERROGÓ ESTA SEMANA

   Diversos periódicos brasileños han revelado también que Nogueira declaró ante las autoridades policiales del estado de Paraíba el pasado viernes, pero que fue puesto en libertad sin cargos. A preguntas de los periodistas, el teniente coronel Segura ha respondido afirmando que el hecho de que no haya sido detenido es porque cada país tiene sus procedimientos.

   Según Segura, los ciudadanos brasileños no pueden ser extraditados, de ahí que también se baraje la solicitud de una comisión rogatoria para que la Guardia Civil de España se pueda personar en este país y trabajar en ello conjuntamente con la Policía de Brasil, insistiendo en que se trata de un trámite normal en estos casos.

   En este sentido, según Segura, en España están ahora atentos precisamente a esa orden de detención, pero ha aclarado que la Policía Brasileña lo tiene "perfectamente" localizado.

   Parece ser que durante su estancia en España había convivido con las víctimas en Torrejón de Ardoz (Madrid) antes de que estas se desplazaran a Pioz, así como que, en principio, en este brutal crimen actuó solo, pero no hay nada cerrado.

EL ESCENARIO DEL CRIMEN

   Sobre el propio escenario del mismo, el comandante ha confirmado que los cuerpos de las víctimas se encontraban en bolsas precintadas y que los de los adultos estaban "cortados", pero ha insistido en que de momento aún se está investigando cual podría haber sido el arma utilizada por el autor y que se sabe que "hubo intencionalidad" en hacer desaparecer los restos.

   El jefe del grupo de Delincuencia de la Guardia Civil ha dicho que, en todo caso, aún es pronto para "tener atados todos los cabos" porque la investigación lleva sólo dos semanas y existe mucha información y "muchos correos" por contrastar y analizar, y que aunque se ha levantado parcialmente el secreto de sumario, no lo está en su totalidad.

   De ahí que hayan incidido en que hay una parte de la investigación que sigue en secreto.

NO SE ENFRENTÓ A TODAS LAS VÍCTIMAS A LA VEZ

   En el grupo de investigación no consta que el presunto autor buscara algún tipo de información para acometer este crimen, pero si existen distintas hipótesis. Además, parece estar claro que Patrick Nogueira no se enfrentó a todas las víctimas a la vez, ya que el padre no estaba en casa.

En este sentido, la Policía ha revelado que primero asesinó a la mujer, después a los niños y más tarde, esperó a que llegase el padre a la casa para acabar con su vida y descuartizarlo.

   El último día que se vio al cabeza de familia fue el pasado 17 de agosto, Marcos trabajaba en el sector de la hostelería y estaba en España con toda su familia desde hacía tiempo.

   La investigación sigue abierta y se está llevado a cabo en múltiples escenarios, pero hoy mismo se lleva a cabo una batida para ver si detectan algún objeto del delito cometido; y están también a la espera del informe del forense para poder determinar el arma utilizada.

   Por último, la Guardia Civil ha pedido que si cualquier persona cree tener algún tipo de información o dato de interés, debe comunicarlo a la Benemérita. De momento, las investigaciones han girado en torno al vínculo de familia, amigos y vecinos.

Para leer más