Filtran imágenes del expresidente de Perú Alan García atendido por lo médicos tras dispararse en la cabeza

"Creo en la vida después de la muerte", aseguró Alan García en su última entrevista
REUTERS / MARIANA BAZO
Actualizado 18/04/2019 11:12:48 CET

   LIMA, 18 Abr. (Notimérica) -

   La Superintendencia de Salud de Perú (Susalud) emitió este miércoles un comunicado rechazando la difusión de presuntas fotografías y vídeos del momento en que el expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011), fallecido en horas de esa misma mañana tras dispararse en la cabeza cuando iba a ser detenido por el caso 'Odebrecht', era atendido por los médicos que intentaron salvarle la vida.

   "La Superintendencia Nacional de Salud lamenta la difusión de presuntas fotografías y videos sobre la atención y los procedimientos médicos (realizados) al exmandatario dentro del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa", indica la nota oficial, en el que también se expresan las "condolencias a la familia" del dos veces mandatario del país.

   De acuerdo con el organismo oficial de sanidad, la difusión de esas imágenes podría "vulnerar el derecho a la privacidad que tiene todo paciente que recibe atención en un centro de salud".

   Además, en el comunicado se informó también que se ha iniciado una investigación "que permita esclarecer las responsabilidades" del hecho. Por tratarse de supuestas fotos y vídeos tomados en el interior de la clínica, se presupone que podrían haber sido difundidas por personal médico de la institución donde falleció García.

LA MUERTE DE GARCÍA

   Los acontecimientos se desencadenaron en las últimas horas por una orden de la Fiscalía emitida el martes por la noche en la que pedía diez días de prisión preliminar para García y otras nueve personas, incluidos algunos de sus antiguos colaboradores, por la construcción de dos tramos de la Línea 1 del metro de Lima.

   A las 6.30 (hora local) de este miércoles, agentes de Fiscalía y Policía se han presentado en la casa de García en Lima para detenerlo. El expresidente les pidió unos minutos para llamar por teléfono a su abogado, se encerró en una habitación y se disparó en el lateral derecho del cráneo.

   El exmandatario murió horas después en el Hospital Casimiro Ulloa de Lima después de someterse a una intervención quirúrgica durante la cual sufrió hasta tres paros cardiorrespiratorios.

Para leer más