Filtran un vídeo que revelaría los actos de tortura de las autoridades mexicanas en el caso Ayotzinapa

Publicado 22/06/2019 20:55:45CET
YOUTUBE

   CIUDAD DE MÉXICO, 22 Jun. (Notimérica) -

   Un vídeo difundido en por las redes sociales revelaría que se cometieron actos de tortura durante las investigaciones que las autoridades mexicanas realizaron para dar con el paradero de los 43 estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa en 2014.

   En las imágenes se puede apreciar un hombre con una venda en los ojos, maniatado y en una silla, a quien en un momento determinado los supuestos policías ministeriales de la fiscalía federal le ponen una bolsa de plástico en la cabeza para asfixiarlo durante unos instantes, lo que constituye una falta a los protocolos y a los derechos humanos.

   Los medios que tuvieron acceso al vídeo, indican que el sujeto sería identificado como Carlos Canto, detenido el 22 de octubre de 2014, días después de la desaparición de los 43 estudiantes en el poblado de Iguala, en el estado de Guerrero.

   Canto señala en el interrogatorio que un grupo de unos 12 jóvenes fueron bajados del autobús en el que se transportaban y de ahí llevados a un poblado cercano.

   Asimismo, el presunto interrogador fue identificado como Carlos Gómez Arrieta, entonces encargado de la policía federal ministerial.

   La versión que dio el anterior gobierno del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto sobre este caso es que los estudiantes fueron detenidos por policías locales y entregados a grupos de narcotraficantes, quienes habrían matado a los jóvenes.

   El Gobierno actual del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó en diciembre de 2018 su primer decreto ejecutivo para crear una comisión de la verdad encargada de investigar y hacer justicia por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que aún realiza sus tareas.

EL CASO AYOTZINAPA

   Los 43 estudiantes de magisterio de la Escuela Normal de Ayotzinapa desaparecieron en la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en el vecino municipio de Iguala a su regreso de una protesta contra las autoridades locales.

   La versión oficial es que fueron sorprendidos por la organización criminal Los Rojos, como parte de un ajuste de cuentas entre grupos rivales, y que los sicarios los mataron e incineraron y se deshicieron de sus restos en el basurero de Cocula.

   La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y forenses argentinos que participaron en las pesquisas han desmontado esta teoría y han apuntado que el suceso podría estar relacionado con el tráfico de drogas en la región, pero México interrumpió la cooperación con los expertos ante las discrepancias. Ahora, ya con López Obrador como presidente mexicano, se ha reactivado la investigación.

Contador

Para leer más