Los fiscales que investigan la trama Odebrecht alegan que se siguió el protocolo para detener a Alan García

Publicado 18/04/2019 15:41:04CET
REUTERS - Archivo

   MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El equipo especial de fiscales que analiza en Perú la presunta corrupción en torno a la constructora Odebrecht ha defendido que, durante la fallida detención del expresidente Alan García, se siguieron "estrictamente" los protocolos previstos, después de que la familia haya anunciado que emprenderá acciones legales.

   García murió tras pegarse un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido a primera hora del miércoles en su vivienda del barrio limeño de Miraflores. Los abogados del expresidente han amenazado con denunciar tanto a fiscales como a policías por supuestas irregularidades durante este procedimiento.

   Ante las dudas suscitadas, el Control Interno del Ministerio Público ya anunció el martes en un comunicado la apertura de una investigación preliminar contra los fiscales José Domingo Pérez y Henry Amenabar, miembros del equipo especial, por presuntas infracciones administrativas en torno a la detención de García.

   Amenabar acudió al domicilio del exmandatario junto a seis policías de la División de Investigación de Alta Complejidad (Diviac). Según fuentes citadas por el periódico peruano 'El Comercio', el grupo entró en la vivienda tras identificarse al personal de servicio, que habría autorizado el ingreso previa consulta con García.

   El expresidente descendió entonces por las escaleras y el fiscal le informó de que le debía entregarle una orden judicial --una medida de arresto provisional de diez días--. Fue en ese momento, según 'El Comercio', cuando García regresó a su habitación y se encerró en ella.

   El ministro del Interior, Carlos Morán, explicó en una comparecencia ante los medios que García, "indicando que iba a hacer una llamada telefónica a su abogado, ingresó en su habitación y cerró la puerta tras de él". "A los pocos minutos, se escuchó el disparo de un arma de fuego y la Policía forzó el ingreso a la habitación y encontró al señor García sentado con una herida en la cabeza", relató.

   Los agentes, que habrían intentado seguir al expresidente antes de que se encerrara, temieron en un primer momento que fuesen ellos el objetivo del disparo y terminaron entrando en la habitación por un balcón, según 'El Comercio'. Encontraron a García junto a la cama, con una herida de bala en la cabeza que terminaría siendo mortal.

CRÍTICAS A LA INVESTIGACIÓN

   Aunque el Gobierno ha prometido una investigación al respecto, las principales autoridades implicadas en este asunto ya se han apresurado a defender su profesionalidad. "Quiero puntualizar que la intervención de la Policía Nacional se ha apegado estrictamente a los protocolos establecidos, apoyada en una diligencia dictada por un juez en un caso emblemático como 'Lava Jato'", declaró el ministro del Interior.

   El equipo especial de la Fiscalía también ha publicado un comunicado para asegurar que, en el caso de la ejecución de la orden de arresto contra García, "se ha respetado estrictamente el debido proceso y sus derechos fundamentales". En este sentido, ha asegurad que "sea ha seguido estrictamente el protocolo que para este tipo de diligencias se tiene establecido".

   Este equipo ha mostrado su "profunda preocupación y rechazo" por las pesquisas abierta por el órgano de Control Interno de la Fiscalía, ya que consideran que "se suman a otras investigaciones iniciadas de forma sorpresiva y arbitraria desde el año pasado" y tienen "únicamente" como referencia "recortes periodísticos".

Para leer más