'Fridays for Future': los jóvenes de Iberoamérica también salen de las aulas por el cuidado del planeta

Actualizado 15/03/2019 22:13:50 CET
'Fridays For Future': Los Jóvenes De Iberoamérica También Salen De Las Aulas Por
INSTAGRAM

   CIUDAD DE MÉXICO, 15 Mar. (Notimérica) -

   Todo comenzó por la vocación de lucha de una adolescente sueca, Greta Thunberg, quien hace unos meses comenzó a faltar a clases una vez a la semana para protestar por la falta de políticas y concienciación contra el cambio climático.

   "No quiero que tengas esperanza, quiero que entres en pánico. Quiero que sientas el miedo que siento todos los días y luego quiero que actúes", dijo la joven con sus características trenzas a todo el mundo durante su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos.

   Poco a poco, Thunberg ha inspirado a miles de adolescentes y jovenes que se han unido a las quejas de la estudiante sueca, erigiendo el movimiento contra el calentamiento global denominado como 'Fridays for Future' ('Viernes por el Futuro').

   Después de expandirse por toda Europa, jovenes y adolescentes del otro lado del charco han comenzado a unirse a estas manifestaciones, convocadas en muchas de las principales ciudades de la región latinoamericana.

Ver esta publicación en Instagram

Marcha por el Medio Ambiente en #Concepción #RegionDelBiobio ?? #FridaysForFuture #NoAlTPP11

Una publicación compartida de Felix González (@felixecologista) el

   El protocolo de queja del movimiento consiste en ocupar el tiempo lectivo de los viernes en organizar y acudir a protestas en contra del cambio climático y el calentamiento global, solicitando políticas nacionales estrictas en favor de la causa.

   El mensaje ha llegado hasta los escolares de Argentina, Colombia, México, Chile, Brasil o Perú, quienes se han unido a las manifestaciones en las principales ciudades del país. Y es que la región latinoamericana está siendo sacudida por todos los problemas que conlleva el calentamiento global y la falta de medidas ambientales.

   El Amazonas, por ejemplo, conocido como uno de los 'pulmones' del planeta, está amezanado desde hace años por la deforestación. En este caso, la industria a gran escala y las políticas económicas promovidas por algunos gobiernos han acelerado la destrucción del entorno y los bosques amazónicos, acabando con especies animales y dejando sin hogar a tribus y comunidades indígenas.

   Por otro lado, ríos, mares y océanos están cada año más amenazados debido a las malas prácticas de las personas y a la gran cantidad de residuos que los seres humanos generan. En concreto en Iberoamérica, dos ríos están especialmente amenazados: el río Grande, que atraviesa México y Estados Unidos, y el río de La Plata, en Sudamérica.

LA PLATA

   El Río de La Plata atraviesa cinco países sudamericanos --Bolivia, Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay-- y se calcula que nutre a más de cien millones de personas gracias a sus tres afluentes. El río Paraná, el río Paraguay y el río Uruguay son los tres principales brazos de este gran río que da vida a más de 350 especies de peces. De ellas, por cierto, 85 solo existen en esas aguas.

   Además, el Gran Pantanal de La Plata es el humedal más grande del mundo y la cuenca del propio río cuenta con miles de lagos que contienen "la comunidad de plantas flotantes más diversa del planeta", según el informe del WWF.

   El alto nivel de contaminación fluvial, sumado a que incesantemente se realizan obras para facilitar la navegación por el mismo y la sobrepesca, están deteriorando la diversidad de la zona. Para estudiar posibles acciones y fomentar el diálogo con las autoridades se creó en 2010, bajo el auspicio de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), una iniciativa formada por miembros de diferentes ONGs de los cinco países que, hasta la fecha, no ha tenido grandes resultados.

RÍO GRANDE

   El Río Grande recorre Estados Unidos y México y es fundamental para diez millones de personas. En sus aguas viven 121 especies de peces --69 de ellas únicas allí-- y su cuenca posee "tres áreas con aves endémicas y una gran diversidad de moluscos". El Grande atraviesa una de las zonas más pobres de EEUU donde, según WWF, "las personas se ven obligadas a vivir en condiciones poco salubres en torno al río". "A cuenca se encuentra ya en situación de escasez, con muchos de sus habitantes sin acceso a agua potable", alerta la organización, que estima que en 2015 la escasez sea ya extremadamente grave.

   Aunque varias organizaciones trabajan desde hace años en paliar los devastadores daños que afronta el río Grande y en revitalizar diferentes áreas de su cuenca, también alertan de que el muro que el presidente norteamericano, Donald Trump, pretende construir en la frontera entre ambos países "destruiría humedales y alteraría los hábitats de especies del Río Grande". Tras la iniciativa de Greta Thunberg, líder del movimiento 'Fridays for Future', este 15 de marzo más de mil ciudades de 89 países se manifiestan para reclamar acciones urgentes por el medio ambiente.