GRÁFICO: La nueva composición de los cárteles en México

Actualizado 25/05/2015 13:45:46 CET
CÁRTELES
Foto: NOTIMÉRICA

MÉXICO DF, 24 May. (Notimérica) -

   México ha estado siempre sometido al azote de los cárteles de la droga y el último informe de la Procuraduría General de la República (PGR) ha revelado que en el país existen nueve cárteles en activo. La tendencia en los últimos tiempos ha sido a la descomposición, por eso, el mapa de los cárteles mexicanos ha variado recientemente.

   La desmembración de los cárteles en unidades menores ha estado motivada, sobre todo, por las detenciones de Joaquín Guzmán, alías 'El Chapo', líder del cártel de Sinaloa; Servando Gómez, 'La Tuta', líder de los Caballeros Templarios; Vicente Carrillo, 'El Viceroy', cabecilla del cártel de Juárez, Miguel y Omar Treviño, líderes de Los Zetas, y de los capos Ignacio Coronel, 'Nacho', y Arturo Beltrán, 'El Barbas'.

   La caída de líderes, creando cárteles 'descabezados', ha agudizado la pulga por los territorios a través de células delictivas que operaban como sus brazos armados. Al caer el cabecilla, la organización tiende a dividirse. Esto atomiza la lucha contra el crimen organizado al tener líderes menos visibles, y puede originar un incremento de la percepción de la criminalización.

   Según la PGR, los cárteles ahora mismo en activo en México son: Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, Los Zetas, Golfo, Tijuana, Beltrán Leyva, Juárez, Familia Michoacana y Caballeros Templarios.

   De estos nueve cárteles que operan en el país, sólo el de Sinaloa, con sus antiguos líderes, Ismael Zambada 'El Mayo' y Juan José Esparragoza 'El azul', y el de Jalisco Nueva Generación, mantienen la hegemonía.

   La nueva generación de capos, a diferencia de sus antecesores, exhiben su poder de operación incluso en redes sociales. Sus alianzas con personajes de la vida política y empresarial son el sustento de su red de protección.

   Así, el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación es Nemesio Oseguera 'El Mencho'; Los Zetas tiene dos líderes Maxiley Barahona 'El Contador' y Román Ricardo 'El Coyote'; el de los Caballeros Templarios es Ignacio Rentería 'El Nacho' o 'El Cenizo'; el de la Familia Michoacana es Homero González 'El Chivo'; el de los Beltrán Leyva, Fausto Isidro 'El Chapo Isidro'; el de Cártel de Juárez, Juan Pablo Ledezma 'El JL' y el de Arellano Félix es Enedina Arellano Félix 'La Jefa'; y los líderes del Cártel de Sinaloa son Ismael Zambada 'El Mayo' y Juan José Esparragoza 'El azul'.

   El único cártel sin líder visible es el del Cártel del Golfo, que opera con 11 células. El experto en seguridad nacional y terrorismo, Gerardo Rodríguez, ha explicado, en relación a la atomización de los grandes cárteles, que "al conformarse las células delictivas, estas tienen mayor control en los territorios, ya que conocen de primera mano cómo se mueve el flujo económico, pueden desplegar mejor su actividad criminal y sus redes de protección local".

   Rodríguez ha considerado la estrategia del Gobierno para combatir el crimen es buena, pero "puede fracasar si no se destruyen las estructuras que están conformadas en pirámide". Además, hay que atacar también los activos financieros, según ha publicado el diario mexicano 'El Universal'.

SITUACIÓN POR ESTADOS

   Con respecto a noviembre del año pasado, cuando Notimérica realizó un análisis titulado "¿Cómo se reparten en México los cárteles de la droga?", la situación general presenta cambios relevantes.

   Además de añadirse nuevos cárteles por las ramificaciones que se han producido motivadas por el arresto de líderes, hay ciertos grupos que han perdido su influencia.

   En la zona noreste, Los Zetas han perdido la enorme influencia que tenían, lo mismo que ha sucedido en la parte occidental con el Cártel de Sinaloa que, aunque se mantiene, ha cedido espacios al Cártel de Jalisco Nueva Generación y al Cártel de los Beltrán Leyva.

   En la parte central de México, el Cártel de Beltrán Leyva ha incrementado su presencia, extendiéndose por los estados de Aguascalientes, San Luis Potosí o Guanajuato, entre otros.

   Entre los estados que más sufren la presión del narcotráfico y las luchas internas entre cárteles están: Guerrero (sometido al Cártel de los Beltrán Leyva, Familia Michoacana, Cártel Jalisco Nueva Generación y Cártel de Sinaloa) y Morelos (Caballeros Templarios, Familia Michoacana, Cártel de los Beltrán Leyva y Cártel Jalisco Nueva Generación).

   Sin duda, los dos cárteles que siguen teniendo más fuerza son el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación. El de Sinaloa ha sido considerado, por sus ingresos, como el quinto cártel más peligroso del mundo, por detrás de importantes mafias como la japonesa Yamaguchi Gumi, la Camorra italiana o la rusa Solntsevskaya Bratva.

   Este cartel cuenta con unos ingresos de aproximadamente 3.000 millones de dólares. Lleva desde hace años atemorizando a la población mexicana, ya que hace de mediador entre los productores sudamericanos de drogas ilegales y el mercado estadounidense.

   Por su parte, Jalisco Nueva Generación es un cártel preparado para la guerra que cuenta con 250 sicarios, con una gran capacidad militar profesional en táctica y armamento. Se fundó hace tres años, heredero de la organización criminal de 'Los Valencia', que hicieron de la producción y tráfico de metanfetaminas un negocio que les dio notoriedad internacional desde la década de los noventa.

   El Cártel de Sinaloa, considerado mucho tiempo como el más peligroso de México, comenzó su caída con el arresto de su líder, Joaquín Guzmán, alías 'El Chapo', el 22 de febrero del año pasado. Lo que ayudó al ascenso de Jalisco Nueva Generación, que ahora es considerado por las autoridades como el cártel más peligroso del país.

Para leer más