Actualizado 01/04/2015 20:16 CET

Gritos de ¡Dios mío! en varios idiomas antes de impacto de Germanwings

Airbus A321 operado por Germanwings
Foto: ALBERT GEA / REUTERS

MADRID, 1 Abr. (Notimérica) -

   Una supuesta grabación que tanto la revista francesa París Match, como el diario alemán Bild aseguran haber visionado, mostraría los últimos segundos de lo que se vivió en el vuelo 4U9525 de la compañía Germanwings antes de estrellarse en los Alpes franceses.

   Según la revista gala, los gritos de los pasajeros desvelan que eran conscientes de lo que iba a ocurrir. Se oye gritar "¡Dios mío!" en varios idiomas.

   También se escucha, al menos en tres ocasiones, golpes metálicos que hacen pensar que el capitán Patrick Sondheimer intentó abrir la puerta de la cabina con un objeto pesado. Hacia el final, tras una sacudida más fuerte, los gritos se intensificaron. Y luego, nada más.

   También el diario alemán Bild ha informado este miércoles de que un video que muestra los caóticos últimos segundos del vuelo de Germanwings, fue recuperado cerca del lugar de la catástrofe.

   El video habría sido hallado en un teléfono móvil que pertenecía a uno de los pasajeros que murieron en el vuelo que el piloto alemán Andreas Lubitz estrelló deliberadamente contra una montaña, dijo el diario, que relata que hacia el final, hay una fuerte sacudida y la cabina se inclina abruptamente hacia un lado. El vídeo concluye tras escucharse nuevos gritos, según el periódico.

   La grabación parece que fue tomada desde la parte de atrás del avión pero no podía identificarse a ningún individuo, según Bild, que narra que las escenas que aparecen en el video son caóticas y muy movidas, agregando que se oían gritos y voces que exclamaban "Dios mío", lo que indica que los pasajeros sabían lo que estaba ocurriendo.

   Esta información coincide con la publicada por París Match, que dice que la versión de los últimos instantes del vuelo Germanwings ha sido corroborada por otra fuente a la que la revista gala ha tenido acceso.

   Se trata de los datos recuperados en el 'Cockpit Voice Recorder', una de las dos cajas negras del A320. Ésta graba los sonidos y las conversaciones mantenidas en la cabina de pilotaje.

LUBITZ AL CAPITÁN: "VE AL BAÑO CUANDO QUIERAS"

   Según el semanario francés, el contenido les ha sido entregado y resumido por un investigador que ha podido escucharlo. París Match reproduce así su contenido:

   --10:00 horas: El avión despega.

   --10:10: El comandante a Lubitz: "No he tenido tiempo de ir al baño antes de despegar. Lubitz: "Ve cuando quieras".

   --10:27: El avión ha alcanzado su altitud de crucero (38.000 pies/ 11.500 metros). El comandante le pide a Lubitz verificar que el avión pueda pasar a modo descenso. Lubitz obedece. Le repite al comandante por segunda vez: "Puedes ir. Puedes ir ahora".

   --10:28: Se distinguen ruidos que proceden del asiento. El comandante se quita el cinturón de seguridad. Se oye la puerta que se abre. El comandante le dice a Lubitz: "tú controlas ahora". Lubitz responde: "Eso espero".

   --10:30: Lubitz está solo en cabina. Cierra la puerta blindada de la cabina, que así es imposible que pueda abrirse desde el exterior. Luego se le oye programar manualmente la velocidad de descenso para acelerarla y pasar de 38.000 pies (11.000 metros) a 100 pies (30 metros) en unos minutos.

   --10:33: El descenso comienza. El avión pierde 3.000 pies (900 metros) de altitud por minuto. El control aéreo trata, en varias ocasiones, de contactar con el avión por radio. Lubitz no responde.

   Se oye al comandante que intenta abrir la puerta de la cabina: "Soy yo". Dan varios golpes a la puerta, cada vez más fuertes. Ninguna respuesta por parte de Lubitz. El comandante grita: "¡Por el amor de Díos, abre esta puerta!".

   --10:34: Suena una primera alarma, sonora y visual: 'SINK RATE, PULL UP' (¡caída importante, enderécese!). Pero no hay ninguna reacción por parte de Lubitz. A través de la puerta de la cabina, se oye a los primeros pasajeros asustarse en los asientos.

   --10:35: El comandante pide que se le vaya a buscar una pata de cabra que tenía escondida en la parte trasera del aparato. Suenan golpes más fuertes contra la puerta, seguidos por ruidos metálicos. "Sin dudas, el comandante está intentando abrir la puerta con la pata de cabra", dice París Match.

   --10:37 y unos segundos. Se activa una segunda alarma, sonora y visual: 'TERRAIN, PULL UP', (¡ Tierra, enderécese!). Ninguna reacción por parte del copiloto. El comandante vuelve a gritar: "¡Abre esta maldita puerta!".

   --10:38. Se oye la respiración de Lubitz bajo su mascarilla de oxígeno. Respira normalmente. El avión está a 13.000 pies (4.000 metros).

   --10:40. Se oye un ruido violento que procede del exterior. En ese mismo instante, en el interior, unos gritos. El avión choca contra una montaña con el ala derecha. No se oye ningún otro sonido más que el de las alarmas y los gritos de los pasajeros.

   --10:41. El avión choca de frente contra el macizo del Estrop a 5.000 pies (1.500 metros de altitud) y a 800 kilómetros por hora.

FISCAL: NO SE HAN ANALIZADO LOS TELÉFONOS

   Respecto de estas supuestas grabaciones, el fiscal Brice Robin, que está a cargo del caso en Francia, dijo que ninguno de los teléfonos móviles recuperados en el lugar del siniestro habían sido enviados a analizar.

   "Todos permanecen en Seynes-Les-Alpes. No estoy al tanto si hay personas en el lugar que hayan recogido teléfonos móviles", dijo a Reuters por teléfono.

   Robin ha negado en un comunicado que "en el estado actual de las investigaciones figuren uno o varios vídeos del choque del Airbus A320". "En el caso de que alguien disponga de este vídeo, debe entregarlo cuanto antes a los investigadores", ha apostillado, según 'Le Figaro'.

   Por su parte, un portavoz de la Gendarmería, Jean-Marc Menichini, ha calificado de "completamente falsas" las afirmaciones sobre la existencia de un vídeo. Menichini ha explicado a la cadena CNN que todavía no se han analizado los teléfonos móviles recogidos en el lugar del siniestro.