Actualizado 08/05/2013 12:23:40 +00:00 CET

El Gobierno reconoce que no podrá reconstruir las casas afectadas por el terremoto hasta final de año

CIUDAD DE GUATEMALA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, ha reconocido este martes que su Gobierno no podrá cumplir con su promesa de reconstruir las más de 7.000 viviendas que se vieron afectadas por el terremoto del pasado noviembre que dejó algo más de medio centenar de muertos antes de julio y ha prometido que el proceso culminará para final de año.

Durante un acto de entrega de 55 viviendas en San Marcos, una de las localidades más afectadas, el presidente ha reconocido que de las 7.115 viviendas por reconstruir solo se han logrado concluir 398 y ha adelantado que el ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, está comprometido a construir 400 casas cada mes "para que antes de la Nochebuena se tenga terminada la reconstrucción en San Marcos".

Pérez Molina explicó que el retraso en la reconstrucción se debe a la tardanza en el traslado de los recursos a los organismos que están gestionando la reconstrucción en San Marcos, Sololá y Quetzaltenango, las tres localidades más afectadas, y el transporte de materiales.

El coordinador del proceso de reconstrucción, Jorge Mario Hurtarte, ha indicado que objetivo ahora es construir alrededor de 1.200 casas al mes, a cargo del Ministerio de Comunicación, Infraestructura y Vivienda (CIV), el Ministerio de Defensa y el Fondo de Desarrollo Social. Se estima que el coste total de reconstrucción de viviendas ascenderá a unos 300 millones de quetzales (casi 23,4 millones de euros).

En cuanto a las infraestructuras, Hurtarte ha explicado, según informa 'Prensa Libre', que hasta ahora se iniciaron reparaciones menores en 41 escuelas y se prevé comenzar en otras 93, pero no se sabe cuándo se podrá proceder con los 325 edificios escolares que sufrieron graves daños por el seísmo.

"Estas son obras más grandes y posiblemente nos lleve más tiempo. Todavía hacemos evaluaciones, escuela por escuela", ha precisado, aclarando que este plan requiere una inversión de 146 millones de quetzales (unos 14,3 millones de euros).

Por último, para la reconstrucción de los edificios patrimoniales serán necesarios 33,5 millones de quetzales (3,28 millones de euros). Según el Instituto de Antropología e Historia (Idaeh), solo para restaurar el Palacio Maya, uno de los edificios más emblemáticos de San Marcos, se requieren alrededor de 7 millones.

Sin embargo, la vicepresidenta del país, Roxana Baldetti, ha reconocido que el Gobierno no cuenta con estos fondos. "Para esto todavía no tenemos recursos designados, pero tendremos que hacer esfuerzos por construir la historia de lugares tan bonitos como San Marcos", ha afirmado, asegurando que tratarán de "buscar" los fondos extra.