La guionista Malena Pichot crea polémica por criticar a chicas que optan por ginecólogos hombres: "Ganas de vomitar"

Malena pichot
TWITTER
Actualizado 10/09/2018 19:06:50 CET

   BUENOS AIRES, 10 Sep. (Notimérica) -

   La comediante argentina Malena Pichot se encuentra en el medio de una fuerte polémica después de publicar a través de tuiter una postura personal en la que critica a las mujeres que prefieren acudir al ginecólogo hombre y no a una ginecóloga. "Me dan ganas de vomitar", escribió Pichot. Estos comentarios desataron una fuerte oleada de críticas, pero ella no se cortó en contestar.

   La cómica escribió en su perfil: "¿Te atendés con un ginecólogo hombre? ¿En serio? ¿Posta? ¿En serio? No, dale. ¿Posta? Todas las explicaciones de por qué se atienden con un varón ya me están dando ganas de vomitar. Besis".

   Enseguida le comenzaron a acribillar con comentarios contrarios. "No todas pueden elegir quien las atienda. Capaz no lo sabías, pero es una realidad. Surprise", escribió una seguidora de la escritora y guionista.

   Sin embargo, lejos de quedarse callada, Pichot fue a por más: "¡Sí, imbécil! Quizás hay gente que ni siquiera puede ir al médico. Si empezás a ofenderte por variables que no están en mi tuit no terminás más de sufrir, cariño".

   No contenta con ello y tras seguir recibiendo críticas tras su polémico comentario volvió a escribir otro. "Soy buenísima tirando bombas tuits y olvidándome. Me están llorando con lo del ginecólogo todavía. Atiéndanse con quien quieran sucias. Mi terapeuta y mi gine, MUJERES. Arriba y abajo, todo lo que es hermanas; beso, les amo", continuó.

   "Básicamente dije que prefiero profesionales mujeres para mi vagina y mi mente ¡y lo que han llorado! Así, todas impactadas porque alguien prefiere que su profesional sea mujer no derribamos al patriarcado, hermana", remarcó.

   Y hubo más: "Feliz de poder seguir ofendiendo pelotudos con las declaraciones más básicas del mundo desde hace diez años. Esta semana: 'prefiero a mi médica mujer', eso dije y ya han salido con sus antorchas trolleras. Gracias Twitter".

   Finalmente, unió su publicación inicial y su militancia feminista con una grave denuncia: "Que en las cartillas de las obras sociales no haya médicas mujeres para elegir también me da ganas de vomitar. Como a mi amiga obstetra que cuando era residente si no se cogía al jefe no le daban tiempo de práctica en el quirófano. Besis".