Actualizado 20/01/2010 19:03 CET

Haití.- Brasil podría reforzar su contingente en Haití con 700 militares y 100 policías adicionales

Brasil ha perdido a 17 militares y tres civiles en el terremoto, incluido el jefe adjunto de la misión civil de la ONU

BRASILIA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Brasil podría reforzar su contingente militar desplegado en el marco de la misión de estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH) en unos 700 militares y 100 policías adicionales, según contempla un proyecto de ley que será abordado este miércoles por la Comisión Mixta Representativa del Congreso.

El presidente del Senado, José Sarney, tiene previsto convocar esta tarde a la comisión mixta --encargada de tramitar proyectos de ley urgentes durante el receso en el Congreso por las vacaciones estivales-- para analizar el decreto que contempla elevar el contingente militar brasileño desplazado a Haití a petición expresa del ministro de Defensa, Nelson Jobim, informó el diario 'Fohla'.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado reforzar en 2.000 militares y 1.500 policías el contingente de MINUSTAH, siguiendo la recomendación del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, tras el terremoto que el martes pasado devastó gran parte del país, sobre todo la capital, Puerto Príncipe.

MINUSTAH, actualmente formada por 7.000 militares y 2.200 policías de 16 países diferentes, fue desplegada en 2004 en Haití. Brasil lidera la misión con más de 1.266 efectivos.

El ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, adelantó este sábado que las tropas brasileñas permanecerán en Haití al menos otros cinco años para apoyar la reconstrucción del pequeño país caribeño. El mandato de MINUSTAH se entiende actualmente hasta 2011.

"No veo menos de cinco años (de presencia militar brasileña en Haití. Tenemos que reconstruir el país", admitió el titular de Defensa en la reciente visita a la capital haitiana, Puerto Príncipe.

El Ministerio de Asuntos Exteriores brasileño elevó este miércoles a 21 los brasileños que han perecido en el terremoto de Haití, incluidos 18 militares y otros tres civiles, incluido el jefe adjunto de la misión civil de la ONU, Luiz Carlos da Costa.