Actualizado 04/11/2010 16:11 CET

Haití.- Haití se prepara para una tormenta tropical mientras combate el cólera

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Haití se prepara ante el posible azote de una tormenta tropical, mientras lucha por atajar el brote de cólera que está afectando a determinadas regiones del país, informó este jueves UNICEF, que movilizó los equipos de emergencia necesarios ante los dos problemas.

"Los equipos de UNICEF han estado trabajando junto a sus aliados a contrarreloj para ayudar a contener el brote de cólera", aseguró Francoise Gruloos-Ackermans, representante de UNICEF en Haití.

"Ahora la posible llegada de esta tormenta tropical pone en peligro el trabajo realizado hasta el momento y supone un nuevo reto, ya que podría propagarse el brote de cólera si se producen nuevas inundaciones", añadió.

Según la previsión enviada este jueves por el Ministerio de Salud de Haití, el cólera ha matado a 442 personas y 6.742 se han visto afectadas por la enfermedad en numerosos puntos del país, lo que sugiere que la enfermedad se sigue propagando con rapidez.

La Organización de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) está distribuyendo sus equipos de ayuda para contener la tormenta tropical por todo el país, incluyendo las zonas afectadas directamente por el brote de cólera.

Los equipos incluyen kits de potabilización de agua, sales de rehidratación oral, bidones, tabletas purificadoras de agua y tabletas de zinc, que reducen los efectos de la diarrea.

UNICEF ha distribuido equipos adicionales relacionados con el agua, el saneamiento o la higiene en los departamentos del sur y el sureste del país, ya que estas zonas podían quedar aisladas si se produjeran fuertes lluvias.

"Esta última amenaza se produce en un momento en el que el país lucha por recuperarse del devastador terremoto que sacudió el país el pasado mes de enero" añadió Gruloos-Ackermans.

UNICEF advirtió de que la combinación del cólera, la tormenta tropical y las consecuencias del terremoto están creando una situación que podrían llevar a declarar una situación de emergencia de proporción nacional.