Actualizado 20/01/2010 14:38:21 +00:00 CET

Haití.- MSF advierte de que los pacientes necesitados de cirugía y diálisis mueren por falta de suministros médicos

Denuncia que no se está permitiendo aterrizar a aviones "con suministros y equipamientos médicos vitales"

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció este miércoles que no se está permitiendo aterrizar a aviones "con suministros y equipamientos médicos vitales" y advirtió de que los pacientes rescatados de entre los escombros en Haití que necesitan cirugía urgente y tratamiento de diálisis están "muriendo" a causa de estos retrasos.

"Muchos de los pacientes rescatados de los escombros corren un grave riesgo de muerte por septicemia y las consecuencias del 'síndrome de aplastamiento', una dolencia que se da cuando el tejido muscular dañado libera grandes cantidades de toxinas en el torrente sanguíneo y que puede causar la muerte por insuficiencia renal", informó la ONG en un comunicado. "Las máquinas de diálisis son vitales para mantener con vida a estos enfermos", añadió.

Pese a ello, denunció, desde el pasado domingo, "se ha denegado tres veces el permiso para aterrizar en el aeropuerto de Puerto Príncipe a un avión de Médicos Sin Fronteras con 12 toneladas de equipamiento médico, incluyendo medicamentos, material quirúrgico y dos máquinas de diálisis". Estas 12 toneladas de material formaban inicialmente parte de un cargo de 40 toneladas que no recibió la autorización para aterrizar el pasado domingo. Desde el 14 de enero, cinco aviones de MSF han sido desviados de su destino original, Puerto Príncipe, a la República Dominicana. Estos aviones transportaban un total de 85 toneladas de material médico y de ayuda.

"Cinco pacientes han muerto en el centro de salud de Martissant por no disponer nuestro personal del instrumental, equipamiento y fármacos que transportaba ese avión", declaró el coordinador de emergencia de MSF en el hospital Choscal, en Cité Soleil, Loris de Filippi. "Nunca he visto nada igual. Son muchas las personas que nos piden desesperadamente que las operemos cada vez que salimos del quirófano. Hoy, 12 personas necesitan amputaciones de urgencia en el hospital Choscal. Nos hemos visto obligados a comprar una sierra en un supermercado para seguir amputando. Es un carrera contra el tiempo", afirmó.

MSF ha referido a más de 500 personas que necesitan cirugía urgente desde el centro de salud del barrio de Martissant al hospital Choscal, en Cité Soleil, donde se ha operado a más de 230 personas desde el jueves. Los equipos de MSF están trabajando "a destajo" desde que se produjo el terremoto y "estos cargamentos son vitales para continuar proporcionando atención médica a las víctimas del desastre", advirtió la organización. En cinco localizaciones de la ciudad, MSF ha proporcionando atención primaria a 3.000 personas y ha llevado a cabo 400 operaciones quirúrgicas.

"SITUACIÓN DE GUERRA"

"Es como trabajar en una situación de guerra", explicó la coordinadora médica de MSF en el hospital Choscal, Rosa Cristani. "No nos queda morfina para controlar el dolor de nuestros pacientes. No podemos aceptar que aviones con suministros y equipamientos médicos vitales sigan sin poder aterrizar mientras nuestros pacientes mueren. Se debe priorizar la entrada de suministros médicos en el país", advirtió.

Otros dos aviones que transportaban un total de 26 trabajadores han sido desviados a República Dominicana. Cinco aviones de MSF, con un total de 135 toneladas de suministro, han podido aterrizar con éxito en Puerto Príncipe. En los próximos días, 195 toneladas de suministros deben recibir la autorización para aterrizar en el aeropuerto de la capital para que MSF pueda seguir ampliando sus actividades médicas y de ayuda en Haití.

Más de 700 trabajadores de MSF proporcionan atención médica de urgencia a los supervivientes del terremoto en Haití. Los equipos de MSF trabajan actualmente en los hospitales Choscal, Trinité, Carrefour y en Jacmel, así como en el centro de en salud de Martissant. Además, están instalando un hospital de campaña, con capacidad para 100 camas, en Delmas.