Publicado 31/05/2024 17:19

Haití.- La ola de violencia en Haití empuja a los niños hacia los grupos armados, según UNICEF

Menores en Haití
Menores en Haití - UNICEF/UNI569270/EROL

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado de que la oleada de violencia que se vive en Haití desde el pasado mes de febrero ha empujado a una gran cantidad de niños y adolescentes hacia las bandas armadas, que los retienen bajo condiciones de coacción, abusos y explotación en medio de una frágil situación social y económica.

Según estimaciones de Naciones Unidas, entre el 30 y el 50 por ciento de los miembros de las bandas armadas haitianas son menores que, ante la falta de medios para subsistir, se ven obligados a unirse a estos grupos que también tienen su parte de responsabilidad a la hora de explicar la delicada situación que atraviesa la nación caribeña.

Las constantes crisis sociales, la inestabilidad política y las repetidas desgracias naturales han hecho de Haití un país en el que en torno al 90 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza, mientras que unos tres millones de niños necesitan de ayuda humanitaria urgente.

"La infancia en Haití está atrapada por un círculo vicioso de sufrimiento. Los niños se ven empujados a unirse a los grupos armados por pura desesperación, por la violencia atroz, la pobreza y el colapso de los sistemas que deberían protegerlos", ha denunciado la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell.

Russell ha destacado que lo niños ejercen diferentes roles en los grupos armados, desde cocineros a vigilantes, pero todos ellos comparten "la pérdida de la inocencia y de la conexión con sus comunidades". "El impacto en cada niño afectado es una tragedia que exige una acción urgente", ha señalado.

En este contexto, Russell ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para priorizar la "protección y bienestar" de los menores, un objetivo que debe conseguirse empezando por la desconexión de forma segura de los grupos armados, su reintegración en la sociedad y el fácil acceso a ayudas.

UNICEF ha incidido en que, en muchas ocasiones, los niños se unen a las bandas armadas en aras de mantener económicamente a sus familias o debido a amenazas. En otros tantos casos, los menores se unen a las bandas después de haber sido separados de sus familias.

En todo caso, el organismo de Naciones Unidas ha recalcado que el reclutamiento y la utilización de niños por parte de grupos armados constituye una grave violación de sus derechos, mientras que el alistamiento de niños de cualquier edad en grupos armados es una clara violación del derecho Derecho Internacional.

En lo que va de 2024, la violencia se ha intensificado en Haití, dejando más de 2.500 personas muertas, heridas o secuestradas. Además, la ONU ha verificado más de 400 violaciones graves contra niños y niñas, así como miles de familias desplazadas por la violencia.

En lo que respecta a los niños, UNICEF ha instado a la comunidad internacional a garantizar su seguridad, apoyar los esfuerzos para prevenir y poner fin a las violaciones en su contra --incluida la protección de escuelas, hospitales y otras infraestructuras--, y garantizar el acceso humanitario sostenido y sin obstáculos.

Asimismo, la agencia de Naciones Unidas ha instado a un aumento de la financiación inmediata y flexible para satisfacer las necesidades humanitarias y de protección de la población más vulnerable para garantizar que la ayuda llega "lo antes posible" a los menores afectados.

Contador