Actualizado 25/10/2010 22:37:31 +00:00 CET

Haití.- La ONU avisa que si el brote de cólera se extiende a las ciudades, Haití sufrirá "consecuencias devastadoras"

Distribuye 800 kilos de cloro para suministro de agua potable y comienza el reparto de comidas preparadas en hospitales

NUEVA YORK, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) ha alertado este lunes sobre las "consecuencias devastadoras" que sufrirá Haití si el brote de cólera, que ya se ha cobrado la vida de más de 250 personas, llega a las ciudades.

La agencia de la ONU ha subrayado en un comunicado de que la llegada de la epidemia a las ciudades es "una prospectiva muy real" y retendría consecuencias "devastadoras para todos", incluidos "aquellos que todavía están viviendo en campos de refugiados como consecuencias del terremoto".

En la capital del país caribeño, Puerto Príncipe, se han contabilizado cinco casos de cólera, aunque de personas que contrayeron la enfermedad porque visitaron la región de Artibonite, el punto de origen del brote.

La propagación de este brote de cólera, que comenzó a mediados de octubre y ha acabado con la vida de 259 personas, ha comenzado a reducirse este lunes, al tiempo que se ha iniciado la distribución de ayuda humanitaria y materiales para impedir nuevos contagios.

La Misión de Estabilización de Naciones Unidas (MINUSTAH) está cooperando con la Dirección Nacional de Suministro de Agua y Servicios Sanitarios para suministrar 800 kilogramos de cloro en polvo, que serán utilizados para sanear el agua en las principales cañerías y puntos de distribución de agua de las áreas más afectadas por la enfermedad junto al curso del Río Artibonite.

Al mismo tiempo, el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas ha comenzado a distribuir comidas preparadas y galletas energéticas en los hospitales de las zonas afectadas, con el objetivo de evitar la ingestión de comida cocinada con agua contaminada.

En concreto, se han detectado 17 secciones comunales, que siguen el curso del río Artibonite y que han sido catalogadas como posibles fuentes de la enfermedad, puntos en los que se están suministrado pastillas potabilizadoras, jabón y sales de rehidratación.

Además, se ha reforzado la plantilla de personal médico en el Departamento de Artibonite y se han lanzado campañas de concienciación pública, prevención y responsabilidad tanto en esta región como en las instalaciones sanitarias en las que existen pacientes con síntomas confirmados de cólera que permanecen en aislamiento.