La historia de la periodista mexicana que recordó los abusos sexuales de su padre por una inesperada confesión

La historia de la periodista mexicana que recordó los abusos sexuales de su padre por una inesperada confesión
TWITTER
Publicado 08/05/2019 19:38:46CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 8 May. (Notimérica) -

   La periodista mexicana Alba Calderón vio cambiar su vida por un simple recuerdo. Una reminiscencia que, sin embargo, volvió a ella a través de una dura confesión sobre su padre, la cual lo señalaba como un abusador de menores.

   La joven de 35 años recibió la primera noticia sobre una violación ejercida por su progenitor hacia una menor en el año 2016, cuando la víctima, prima de Calderón, buscó a la periodista para confesarle que su padre había abusado de ella a los 4 años.

   Esta revelación fue el inicio de todo. Calderón se trasladó de inmediato a la ciudad mexicana de Monterrey, donde continua residiendo su familia, para reunirse con su progenitor. Al pronunciarse al respecto, a Calderón le cerraron las puertas de la que había sido siempre su casa, las cuales por el momento parecen significar un adiós definitivo.

   El estado de 'shock' en el que entró en un primer momento no venció a la mexicana, y es que tiempo después su madre se puso en contacto con ella para corroborar la acusación. Su marido se lo había confesado en algún momento de su relación, y ahora ella se había visto empujada a confesar a su hija toda la verdad.

   Desafortunadamente, el historial de su padre no se cerraba con el anterior caso. "Haciendo memoria me di cuenta que un rompimiento de mi familia cuando yo tenía 15 años se debía a que otra de mis primas también había acusado a mi papá de haberla violado cuando tenía 5 años", relató Calderón a 'BBC Mundo'.

   Destapar este segundo caso fue lo que le llevó a Calderón a dudar de si el que hasta entonces para ella "representaba el amor y la honestidad", también había abusado de ella durante su infancia.

   La tarea de recordar no fue un cometido fácil para la periodista, que además sufría un gran bloqueo derivado del trauma. Pero su memoria comenzó a esclarecerse hasta llegar a explicar esos complicados sueños en los que aparecía una especie de elefante: su padre se masturbaba mientras ella dormía.

   DENUNCIA

   Ignorada por todos, Calderón recurrió a las autoridades mexicanas para imponer la denuncia. Su intención se quedó en el aire, ya que el delito de pederastia en el estado de Nuevo León prescribe al cabo de 10 años.

   Sin embargo, su profesión y el movimiento feminista --el cual ha tomado un gran impulso en los últimos años a nivel internacional-- han dado voz a la mexicana, quien asegura que "el feminismo se volvió mi refugio".

   Asimismo, reconoce al citado medio que "la historia de mi familia es parte de una cultura misógina y sexista", tal y como ocurre en una gran parte de las familias iberoamericanas, así como a nivel mundial. Tres años después el dolor permanece en Calderón, pero asegura que prefiere la verdad.

Contador

Para leer más