Honduras.- Asesinan a otro periodista en Honduras, el séptimo en lo va de 2010

Actualizado 21/04/2010 19:12:35 CET

TEGUCIGALPA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un desconocido asesinó este martes en horas de la noche (madrugada en España) al periodista hondureño Georgino Orellana --el séptimo profesional abatido en lo que va de 2010-- frente a la sede de la cadena Televisión de Honduras en la localidad de San Pedro Sula, en el departamento de Cortés (norte).

Orellana, de 48 años, recibió un disparo en la cabeza cuando salía de la cadena. "Se trataba de alguien que lo esperaba debajo de unos arbustos a la salida del canal donde trabajaba", informó a la prensa el ministro de Seguridad, Oscar Álvarez.

El profesional, que ejercía como profesor de la Escuela de Periodismo de la Universidad Nacional Autónoma, fue trasladado a un hospital de San Pedro Sula donde ingresó sin signos vitales, según informaron fuentes policiales citadas por la prensa hondureña.

Con Orellana suman 11 los periodistas asesinados a tiros en Honduras desde el año 2009, sin que hasta el momento ninguno de los casos haya sido resuelto por las autoridades judiciales, lo que ha hecho que este país se sitúe entre los más peligrosos del mundo, según un reciente informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Las víctimas han sido identificadas como Joseph Ochoa, del Canal 51 de Tegucigalpa; David Meza, de Radio El Patio; José Bayardo Mairena y Víctor Manuel Juárez, de Radio Súper 10; Nahum Palacios, de la Televisión del Aguán; y Luis Antonio Chévez, locutor de la emisora W105.

El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras, Elan Reyes, ha condenado este nuevo atentado contra los profesionales de la prensa en esa nación centroamericana y ha pedido a las autoridades a investigar lo ocurrido.

"Es otro hecho criminal contra el gremio, es un hecho dramático, no encontramos explicaciones, no solo damos una voz de alarma sino que llamamos a las autoridades, estamos en la indefensión, nos toca profundamente", expresó Reyes.

Las autoridades hondureñas han expresado su consternación por este último crimen. El ministro de Comunicación y Estrategia, Miguel Bonilla, aseguró que el presidente Porfirio Lobo ha lamentado la muerte de Orellana y ha prometido una investigación porque para el mandatario "es muy importante que estos hechos no queden en la impunidad".

"ALERTA ROJA"

Varios periodistas han repudiado de manera individual estos hechos y han expresado su preocupación por los peligros que corre el gremio en un país donde hasta la fecha no ha sido procesado ninguno de los responsables de los asesinatos contra los profesionales de la prensa.

El periodista Renato Álvarez, de la Corporación Televicentro, indicó que el gremio en Honduras se encuentra en "alerta roja". "No queremos parecer como víctimas pero es tanta la muerte de periodistas en los últimos dos meses. Eso es algo que pasa aquí de la manera tan fácil", lamentó.

A finales de marzo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (CONADEH) pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), adscrita a la Organización de Estados Americanos (OEA), aplicar medidas cautelares a favor de los periodistas hondureños por el "alto riesgo" que corren en ese país centroamericano.

El titular de la CONADEH, Ramón Custodio, envió una carta, con fecha del 16 de marzo, a la CIDH, con sede en Washington, y remitió una copia al Comité de Protección de Periodistas, en Nueva York, en la que informa de "la situación de violencia a que están expuestos los periodistas hondureños como resultado del ejercicio de su profesión".

"La situación de alto riesgo de este importante sector de la sociedad hondureña se da en medio de una ola continuada de violencia sistemática que perjudica los derechos fundamentales de todas las personas, especialmente el derecho a la vida", señala la misiva.