Honduras.- El asesinato de una periodista en Honduras eleva a 17 los comunicadores ejecutados desde 2010

Actualizado 07/12/2011 18:23:47 CET

TEGUCIGALPA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La periodista Luz Marina Paz fue asesinada a tiros cuando conducía un coche en un barrio de la periferia de Tegucigalpa, con lo que suman 17 los comunicadores ejecutados en Honduras desde que Porfirio Lobo asumió la presidencia de esa nación centroamericana en enero de 2010.

Paz, de 38 años, fue asesinada el martes junto a Delmer Canales --identificado por algunos medios como su primo-- por dos hombres que le interceptaron en una moto en la entrada a la colonia San Francisco de Comayagüela, en Tegucigalpa. Según los resultados de las primeras investigaciones, el coche habría recibido al menos 36 disparos.

Luz Marina, como se le conocía en Honduras, era presentadora del programa Tres en la Noticia que emitía a diario la Cadena Hondureña de Noticias. Hasta hace unos meses la periodista trabajó en la emisora Radio Globo, que apoyó abiertamente al exmandatario Manuel Zelaya cuando fue derrocado en junio de 2009.

De acuerdo a datos divulgados por diarios locales, desde que Lobo asumió el poder en enero de 2010 han sido asesinados 17 periodistas y profesionales de los medios de comunicación hondureños, y un total de 24 desde el año 2003. Paz es la primera mujer periodista asesinada en ese país en las últimas dos décadas.

El asesinato de Paz ocurre horas después de que unos desconocidos atacaran a tiros la sede del diario 'La Tribuna' en Tegucigalpa, dejando herido a un vigilante. Algunos periodistas de ese medio habían recibido amenazas de muerte tras haber publicado reportajes sobre la supuesta implicación de policías en el asesinato de dos estudiantes.

Desde Miami, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exigió al Gobierno de Honduras investigar la muerte Paz y el ataque a 'La Tribuna', al tiempo que repudió que hasta la fecha no se hayan investigado los crímenes contra periodistas.

La SIP recordó que Paz, quien también era dueña de un comercio, había recibido amenazas de muerte de pandilleros por rehusarse a pagar una extorsión. "Estos nuevos atentados forman parte de una campaña de violencia e inseguridad en general, y de amenazas e intimidación contra editores y periodistas de medios en Honduras que venimos denunciando", afirmó el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, Gustavo Mohme.