Actualizado 17/12/2013 21:56 CET

Honduras.- La ONU condena el asesinato del cámara hondureño Manuel Murillo Varela

Periodistas amenazados en Honduras
REUTERS

NUEVA YORK, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La directora general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, ha condenado el asesinato del cámara hondureño Manuel Murillo Varela en Tegucigalpa.

"Estos actos no deben quedar impunes. Urjo a las autoridades hondureñas a investigar profundamente este crimen y a llevar a sus autores ante la justicia", ha dicho, de acuerdo con un comunicado difundido por la ONU.

Murillo Varela, de 32 años de edad, fue asesinado el pasado 23 de octubre y su cadáver fue hallado un día después con tres impactos de balas en el rostro en la Colonia Independencia de Tegucigalpa.

A lo largo de su carrera profesional, había trabajado en Globo TV y en el estatal Canal 8. También fue cámara oficial del ex presidente Manuel Zelaya, que fue derrocado en un golpe de Estado perpetrado el 28 de junio de 2009 por las Fuerzas Armadas.

Además, era miembro del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) cuya candidata a las elecciones presidenciales del próximo 24 de noviembre
es la esposa de Zelaya, Xiomara Castro. Murillo Varela también aspiraba a una diputación en estos comicios.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó a Murillo Varela medidas cautelares el 25 de febrero del 2010, tras denunciar que el 2 de febrero de 2010 fue secuestrado y torturado junto a un colega por policías vestidos de civil.

"Los policías lo amenazaron con asesinar a su familia si no entregaba los vídeos grabados en las protestas del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) tras el derrocamiento de Zelaya", ha dicho la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, ha recordado que en el informe sobre la situación de libertad de prensa presentado durante la reunión anual de la SIP esta semana en Denver se detalló que "no ha cesado el clima de inseguridad contra la prensa" en Honduras.

En concreto, ha alertado sobre la "gravedad" de la "falta de justicia" en los 36 asesinatos de periodistas ocurridos desde 2003. "Sólo uno ha sido juzgado y objeto de sentencia condenatoria, lo que significa que el 97 por ciento de los casos permanecen impunes", ha denunciado.