HRW considera una "falta de respeto" la nueva normativa de EEUU que dificulta el asilo a los migrantes centroamericanos

Publicado 16/07/2019 9:07:07CET
Migrantes hondureños en la frontera de México con Estados Unidos
Migrantes hondureños en la frontera de México con Estados Unidos - REUTERS / KIM KYUNG HOON - Archivo

   MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La ONG Human Rights Watch (HRW) ha considerado este lunes una "falta de respeto" la nueva normativa lanzada por el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que dificultaría el proceso de asilo para los migrantes centroamericanos que hayan llegado al país a través de la frontera con México.

   "La nueva normativa de la Administración de Trump muestra una falta de respeto impresionante por las obligaciones de Estados Unidos hacia los solicitantes de asilo", ha advertido el director de derechos de los refugiados para HRW, Bill Frelick. "Deja a los solicitantes de asilo en otros países sin ninguna garantía de que obtendrán un juicio justo", ha aseverado.

   El borrador, elaborado de forma conjunta por los departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional y que ha sido depositado este lunes en el Registro Federal, aunque no entrará en vigor hasta el martes, se refiere a "limitadas excepciones" pero no precisa cuáles.

   Se espera, por tanto, que afecte a la gran mayoría de los miles de migrantes centroamericanos que desde el pasado mes de octubre han marchado hacia Estados Unidos en un peligroso periplo regional que ha acabado en la frontera norte de México, según informa CNN.

   "Esta política parece estar motivada por la opinión despectiva de la Administración de los solicitantes de asilo en lugar de una verdadera necesidad", ha manifestado Frelick.

   México y Estados Unidos han llegado a un acuerdo por el cual el país iberoamericano ha accedido a albergar en su territorio a los solicitantes de asilo hasta que se resuelvan sus procesos en el vecino del norte, que a cambio ha cancelado la amenaza de arancel a las importaciones mexicanas.

   El propio Trump reveló en junio que Estados Unidos negociaba un acuerdo similar con Guatemala para que fuera declarado 'tercer país seguro'. El mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, que tenía previsto verse con el presidente estadounidense esta semana, ha cancelado el viaje a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronunciara sobre la viabilidad de dicho acuerdo.

   El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, ha rechazado la nueva norma estadounidense por considerar que limita el acceso al asilo y al refugio a "aquellas personas que temen por su vida y su seguridad en su país de origen por motivos de persecución".

   "El Gobierno de México se mantendrá atento a las implicaciones que esta decisión podría conllevar para los solicitantes de asilo de otros países que ingresen a Estados Unidos por su frontera sur o nuestra frontera norte", ha dicho Ebrard en la rueda de prensa diaria en Los Pinos, de acuerdo con el diario mexicano 'Milenio'.

DEPORTACIONES

   Por otro lado, el jefe de la diplomacia mexicana se ha referido a las redadas que comenzaron el fin de semana en una decena de ciudades estadounidenses para deportar a más de 2.000 de inmigrantes indocumentados.

   "Hasta ahora no tenemos un incremento en el número de mexicanos detenidos en Estados Unidos, ni tampoco un incremento de deportados o repatriados, aunque eso no quiere decir que eso no pueda suceder en los próximo días", ha asumido.

   Trump ha asegurado este lunes que las redadas han sido un "éxito", en contra de las informaciones periodísticas, según las cuales, las operaciones de seguridad han sido de escasa entidad.

Para leer más