HRW pide a la Asamblea Nacional de Ecuador que despenalice el aborto en los casos de violación

Publicado 01/04/2019 14:34:12CET
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE ECUADOR - Archivo

   MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha reclamado este lunes a la Asamblea Nacional de Ecuador que despenalice el aborto en los casos de violación, en línea con las obligaciones internacionales del país con los Derechos Humanos.

   "La Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional de Ecuador tiene una oportunidad crucial de proteger los Derechos Humanos y la dignidad de las mujeres y niñas, al otorgarle a las víctimas de violaciones sexuales la oportunidad de decidir si desean seguir adelante con sus embarazos", ha dicho José Miguel Vivanco, director para las Américas de la ONG.

   "Negar a quienes han sufrido violaciones sexuales la posibilidad de decidir si desean o no continuar su embarazo es una medida cruel. Ecuador debería asegurarse de que nadie tenga la obligación de continuar un embarazo que no es resultado de su voluntad", ha agregado.

   El aborto es legal en el país cuando se encuentra en riesgo la vida o la salud de la embarazada o cuando una mujer con discapacidad mental quedó embarazada como resultado de una violación. La Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional sopesa una propuesta para despenalizarlo en todos los casos de violación.

   El país cuenta con unas altas tasas de violencia de género y, según una encuesta de 2012, aproximadamente el 25 por ciento de las mujeres sufre violencia sexual a lo largo de su vida, con una tasa particularmente alta de violaciones de niñas adolescentes.

   Así, cerca de 2.000 niñas menores de catorce años dan a luz en Ecuador cada año. Según HRW, "se considera que todos esos embarazos son producto de violación sexual, dado que 14 años es la edad para el consentimiento sexual en el país".

   La ONG publicó en 2013 un informe sobre las consecuencias de la falta de acceso al aborto para las víctimas de violaciones y determinó que las sanciones llevan a mujeres y niñas a recurrir a procedimientos ilegales e inseguros.

   "Una mujer o niña que ha sufrido la experiencia traumática de ser violada no debería enfrentarse a la posibilidad de ser encarcelada si decide someterse a un aborto", ha resaltado Vivanco.

   "Las mujeres embarazadas a causa de violencia sexual deberían tener derecho a decidir si siguen adelante con su embarazo o tienen acceso a un aborto seguro y legal", ha remachado.

Para leer más