La huelga en Costa Rica ya es la más importante en dos décadas

Empleados del sector público marchando contra la reforma fiscal.
REUTERS / JUAN CARLOS ULATE
Actualizado 20/09/2018 19:40:01 CET

   SAN JOSÉ, 20 Sep. (Notimérica) -

   Tras diez días de paros casi totales en el país, la actual huelga en Costa Rica es considerada ya como la mayor en los últimos 18 años y de momento no se espera que termine pronto. Hoy 20 de septiembre se prepara además un nuevo paro al que se espera se sumen más sectores del país.

En el último encuentro de ayer entre el Gobierno costarricense y los sindicatos del sector público no se llegó a ningún acuerdo y los líderes sindicales no prevén desconvocar las protestas. Como consecuencia, el presidente ha cancelado su aparición programada para la semana que viene en la Asamblea de Naciones Unidas para así atender a la crisis interna.

   

Las protestas se deben a la reforma fiscal propuesta por el Gobierno de Carlos Alvarado que limita los beneficios que reciben estos trabajadores, recorta el gasto público y aumenta la carga fiscal. Las medidas de presión de los trabajadores han provocado la paralización parcial de servicios públicos y bloqueos esporádicos en distintas carreteras del país.

Alvarado defiende su plan fiscal y argumenta que el 80 por ciento de los efectos tan sólo recaerán en el 20 por ciento más rico de la población. Tiene además el apoyo de uno de los partidos de la oposición, pero el resto rechaza su propuesta. Destacan también las fuertes críticas del sector privado por la supuesta tolerancia del Gobierno ante las medidas de presión sindical y las pérdidas provocadas por la huelga.

   El diálogo al que aceptaron recurrir ambos bandos ayer no dio sus frutos y tan sólo han conseguido acordar reunirse otra vez pasadas 24 horas. "Lo más importante es restablecer los canales de diálogo y de comunicación", dijo al acabar el encuentro el ministro de Trabajo, Steven Núñez.