Publicado 01/04/2015 13:30CET

Los huracanes de sol contribuirán a incrementar su energía

Medellín
COLPRENSA

BOGOTÁ, 1 Abr. (Colprensa/Notimérica) -

El sol, al igual que la tierra tiene huracanes que ayudan a comprender la variabilidad de las temperaturas entre la superficie de la estrella caliente y sus capas externas. Este fenómeno se convierte en una posible razón por la que entre más alejado se está de la superficie solar, más temperatura se siente.

Así lo pudo comprobar el profesor Santiago Vargas, del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional, quien desde hace ya un tiempo viene trabajando con científicos de España y Argentina sobre estos fenómenos que son llamados vórtices y que pueden alcanzar un tamaño entre los 1.000 y 2.000 kilómetros de diámetro arrastrando campos magnéticos del sol.

Vargas asegura que este fenómeno podría compararse en la Tierra como si el viento se llevara los carros y los edificios. Gracias a que la estrella más grande del sistema solar está lleno de magnetismo, el huracán hace en este unas pequeñas explosiones que, aunque incomparables a las erupciones que se hacen dentro del sol, al sumarse podrían tener un efecto en la actividad solar.

De acuerdo al investigador, "este fenómeno demuestra que no sólo se generaría energía en la superficie del sol, sino que también se podrían llegar a capas más altas como la atmósfera o la corona solar".

La investigación ha determinado que estos movimientos en el sol pordrían aumentar la temperatura de la corona del sol o pasando de 5.000 o 6.000 grados centígrados en la superficie.

Según los estudios realizados, la generación de este tipo de fenómenos como la reconexión magnética, que se da cuando dos campos magnéticos interactúan y hacen una especie de corto circuito que libera grandes cantidades de energía.

A pesar de que las investigaciones demuestran que con estos fenómenos se podría incrementar la energía de la estrella solar, no se descarta que pueda pasar lo mismo con otros cuerpos satelitales del universo incluida La Tierra.

El investigador, parte de la idea de que el sol tien ciclos de 11 años en los que se concentra con mayor actividad pasando por puntos máximos y mínimos de energía. Este trabajo con huracanes podría explicar por qué cuando en el sol no hay grandes erupciones ni manchas, se mantienen grandes cantidades de emisión solar.

DATOS DE LA INVESTIGACIÓN

Para llegar a estas aproximaciones y explicar el trajinar de los huracanes fue necesario realizar seguimientos de las estructuras de plasma solar usando, entre otras herramientas, telescopios en tierra y satelitales.

Con este procedimiento, se ubican las regiones donde este converge y se forman los vórtices, cuánto duran y cuándo se desvanecen. "La vida de un huracán es de media o una hora, pero el Sol está plagado de tales eventos. Suceden uno tras otro y en esta dinámica se estudia su efecto", concluye el investigador.