Iberoamérica.- España aprueba medio millón de euros para formación de sindicalistas en materia de seguridad social

Actualizado 28/07/2006 20:32:20 CET

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha autorizado a la Tesorería General de la Seguridad Social la realización de una aportación financiera de 500.000 euros para la realización del proyecto de cooperación técnica 'Fortalecimiento de la formación en materia de Seguridad Social, en particular respecto de la viabilidad de los sistemas de protección social, de los agentes sindicales en América Latina'.

Además, ha autorizado al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a suscribir un acuerdo con el Centro Internacional de Formación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que recoge el compromiso de llevar a cabo el proyecto "animados por el espíritu de cooperación internacional y el deseo de fomentar el progreso político, económico, social y cultural en el marco de la Carta de Naciones Unidas".

Este acuerdo establece en su cláusula segunda que el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales destinará a través de sus prganismos de Seguridad Social un importe máximo de 500.000 euros para el proyecto. La aportación financiera se hará efectiva en los ejercicios 2006 y 2007, a razón de 250.000 euros por año, y el Centro Internacional de Formación de la OIT asume la función de ejecutor del proyecto.

Se trata de desarrollar una estrategia de formación en la región que eleve el nivel organizativo para mejorar la acción sindical en el campo de la seguridad social. En esos países las representaciones de los trabajadores ante las instituciones de Seguridad Social carecen, por lo general, de un adecuado apoyo técnico y tienen una articulación débil con las instancias que prestan servicios.

Además los sindicatos adolecen de equipos de trabajo y estructuras funcionales que permitan la prestación de servicios a sus afiliados en forma suficiente, oportuna y adecuada. La OIT ha definido como uno de los objetivos estratégicos elevar el nivel de protección social, ya que parte del déficit en el desarrollo social y el trabajo en la zona se debe a la baja cobertura de la seguridad Social.

Los sistemas de seguridad social vigentes en la zona se enfrentan a situaciones de crisis por carencias en materia de financiación, gestión, cobertura, calidad de las prestaciones, inadecuación a las necesidades del mercado de trabajo y a la población en general. La privatización de algunos de los subsistemas, generalmente el de pensiones, no ha contribuido a mejorar la protección social.