Actualizado 03/03/2007 12:42:27 +00:00 CET

Iberoamérica.- La Iglesia celebra mañana el Día de Hispanoamérica bajo el lema 'Llamados a ser misioneros en América'

Un total de 800 sacerdotes diocesanos españoles se encuentran actualmente en América Latina, según el Episcopado

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Iglesia española celebrará mañana el Día de Hispanoamérica bajo el lema 'LLamados a ser discípulos y misioneros en América'. El festejo coincide con la celebración de las bodas de oro de la ordenación de los primeros sacerdotes de la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispano-Americana (OCSHA), surgida en 1949 por iniciativa de la Comisión Episcopal de Misiones (CEM) para ayudar a Hispanoamérica. En su más de 50 años de andadura la OCSHA ha enviado a América más de 2.300 sacerdotes españoles. En la actualidad, un total de 800 trabajan en dicho continente.

En su mensaje para esta jornada, el presidente de la CEM y obispo de Jaén, monseñor Ramón del Hoyo López, asegura que "lejos de decrecer el interés misionero de la Iglesia española por la obra evangelizadora de América Latina", las diócesis españolas "han venido respondiendo en todo tiempo a la cooperación".

Por este motivo, explica que el lema de la jornada de este año, 'LLamados a ser discípulos y misioneros en América', "guarda relación" con el elegido para la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano (CELAM) que tendrá lugar en Aparecida (Brasil) en el mes de mayo, ya que también pone el acento en la misión.

Asimismo, destaca "la abundante sementera" que tanto la OCSHA como la de los numerosos enviados de las diócesis españolas han significado "en favor de la misión, durante los últimos 50 años". "Por razones históricas de cultura y de lengua, el espíritu misionero de la Iglesia española ha fijado especialmente sus ojos en las iglesias hermanas de aquellos pueblos y naciones de forma prevalente", insiste.

Por su parte, el presidente de la Pontifica Comisión para América Latina, cardenal Giovanni Battista Re, en una misiva enviada a la Conferencia Episcopal, anima a la Iglesia española a "vivir una verdadera audacia evangelizadora" en un momento en que América Latina "necesita más que nunca que su religiosidad sea despertada y alimentada con decisión".

Asimismo, reconoce y agradece "el despliegue pastoral" que los católicos de España han tenido para con América Latina "durante más de 500 años de evangelización" y hace un llamamiento "a continuar con este gran empeño misionero" en estas "extensas regiones donde las necesidad espirituales y terrenas son grandes".

Por último, recuerda que "la empresa de anunciar a Jesucristo a todas las gentes es de tal magnitud que no puede llevarse a cabo si no es por la fuerza sobrenatural de la caridad que se muestra patente en el testimonio de la actividad misionera".

800 SACERDOTES EN AMÉRICA.

Según datos del Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones, a cierre de 2006, un total de 800 sacerdotes diocesanos se encontraban en América Latina, de los cuales 362 pertenecen a la OCSHA y 438 a otros grupos misioneros sacerdotales diocesanos como el Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME).

La mayoría de estos sacerdotes se hayan en Perú (127), Estados Unidos (88), Venezuela (82) y Brasil (74). Por diócesis, las que aportaron más sacerdotes misioneros fueron Madrid con 77; Burgos (58); Pamplona-Tudela (50) y Toledo (46).

El año pasado, durante la colecta que se organiza para esta jornada, la Iglesia recaudó 94.800 euros, 74.800 de la aportación de las diócesis y 20.000 en concepto de otros donativos. Las diócesis cuya aportación fue mayor fueron las de Tenerife con 11.000 euros; Pamplona- Tudela, con 10.000 euros y Toledo, 9.000, seguidas por Orihuela-Alicante (6.000 euros); Avila (4.140) y Ciudad Real (4.200). La Arquidiócesis de Madrid donó 2.430 euros, según datos de la CEM.

Coincidiendo con el Día de Hispanoamérica, este año la OCSHA celebra la ordenación de los primeros sacerdotes en el Seminario Hispanoamericano. Según precisó la CEM, "de allí salieron los primeros presbíteros ordenados para colaborar con las Iglesias de América Latina más necesitadas y, todavía hoy, permanecen en esas tierras algunos misioneros de esta primera promoción, después de más de 50 años al servicio de las Iglesias hermanas de América Latina".

"Una estimable parte de los misioneros españoles que trabajan en América Latina lo constituyen sacerdotes diocesanos que sin perder su vinculación al presbiterio de origen se han insertado en otro infinitamente más pobre y necesitado, identificándose y asumiendo nuevos retos evangelizadotes de aquellas Iglesias locales", añadió.