Actualizado 01/10/2015 10:06 CET

Oxfam: 200 millones de personas en A. Latina pueden caer de nuevo en la pobreza

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Unos 200 millones de personas en América Latina corren el riesgo de caer de nuevo en la pobreza si los gobiernos no adoptan medidas de redistribución de la riqueza, según ha alertado Oxfam en un informe que se ha presentado este miércoles en Perú.

   El informe 'Privilegios que niegan derechos. Desigualdad extrema y secuestro de la democracia en América Latina y el Caribe' "reafirma la tendencia de concentración extrema de ingresos, de la cual alertó Oxfam México el pasado mes de junio".

   "Con este nuevo informe damos a conocer que en América Latina, el 1 por ciento más rico de la población posee el 41 por ciento de la riqueza. Y de mantenerse esta tendencia, en tan solo ocho años, el 1 por ciento acaparará más riqueza que el 99 por ciento de la población restante", ha dicho el director ejecutivo de Oxfam México, Ricardo Funtes-Nieva.

   Funtes-Nieva ha explicado que "la concentración de riqueza va unida a la concentración del poder", lo cual "está produciendo un 'secuestro de la democracia', en el que los estados dejan de estar al servicio de las necesidades de la ciudadanía".

   La ONG ha pedido a los países latinoamericanos que "la reducción de las desigualdades --económicas, sociales y de poder-- sean una prioridad política en esta región, la más desigual de todo el planeta en el reparto de ingresos y tierras".

   A este respecto, ha recordado que esta semana, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas que se celebra en Nueva York, se han aprobado los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluyen la promesa de "erradicar la pobreza extrema y luchar contra la desigualdad para el año 2030".

   "Esta promesa es imposible de cumplir sin políticas que ataquen la desigualdad extrema y que permitan a los más pobres beneficiarse más del crecimiento económico, priorizando la inversión en la salud pública y la educación, garantizando salarios dignos y revisando las políticas fiscales", ha dicho el director ejecutivo.

   En concreto, Oxfam ha propuesto "romper con los modelos de concentración de riqueza; poner fin al secuestro de la democracia; asegurar la provisión de servicios públicos, apostar por un modelo económico que supere la dependencia de la extracción de materias primas y asegurar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres".