Identificado el soldado 100 en el cementerio de las Islas Malvinas

Cementerio argentino de Puerto Darwin
GOOGLE
Actualizado 03/10/2018 19:18:25 CET

   BUENOS AIRES, 3 Oct. (Notimérica) -

   Después de 36 años, este martes se conoció la identidad del soldado argentino número cien que permanecía enterrado sin identificar en las Islas Malvinas desde la guerra de 1982.

    Era 1998 cuando Elda Gazzo recibió una nota anónima en la habitación del hotel en el que se hospedaba en las Islas Malvinas. El papel indicaba que su hijo, Rubén Eduardo Márquez, estaba junto a su compañero de armas, Oscar Humberto Blas, entre las tumbas 10 y 9 del Cementerio de Darwin.

   Nunca supo quién fue el autor de esa nota pero veinte años más tarde, las nietas de Elda y sobrinas del capitán Rubén Eduardo Márquez, han confirmado que aquel mensaje decía la verdad. Su tío estaba allí enterrado y su nicho, frente a la tumba número 10.

   El capitán Márquez es el soldado número cien que identifican gracias a un acuerdo entre el gobierno argentino, el de Reino Unido, el Equipo Argentino de Antrolpología Forense y la Cruz Roja. Y por tanto, deja de ser un 'soldado argentino solo conocido por Dios', frase que reza en todas las tumbas de los excombatientes que están sin identificar en el cementerio Darwin.

   No solo ha sido identificado por las pruebas de ADN sino, también, por el anillo de matrimonio que Márquez llevaba en el momento de su muerte y que, además, fue la única pertenencia con la que le enterraron. Se casó seis meses antes de ir a Malvinas y no tuvo hijos, por eso sus sobrinas decidieron continuar con la búsqueda cuando su abuela Elda falleció.

   LA PATRIA ME LLAMA

   "Mamá la patria me llama", le dijo el capitán a Elda antes de partir a las Islas Malvinas. Horas más tarde perdió la vida en un enfrentamiento con las fuerzas de élite de Reino Unido (SAS) en la zona cercana a Monte Kent. La siguiente noticia que tuvo de su hijo fue la de su muerte y desde ese día luchó para saber dónde estaba enterrado.

    Como muchas otras madres de estos soldados, Elda falleció antes de que se iniciara el proceso de identificación. Hace muchos años visitó al comandante de la Compañía 602, Aldo Rico, debido a que su hijo pertenecía a ese escuadrón y aunque esperó seis horas para tener el encuentro, Rico nunca la recibió.

   Tiempo después, Rico le devolvió la visita y -entonces sí- le explicó que no había podido recibirla en ese momento porque no sabía cómo explicárselo. Chilo, como también llamaban al capitán Márquez, murió en combate.

Contador