Actualizado 18/01/2018 12:15 CET

La importancia de los inmigrantes "de los países de mierda" para Estados Unidos

Donald Trump
FLICKR
 

   MADRID, 18 Ene. (Notimérica) -

   El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no quiere inmigrantes "de países de mierda". Con estas palabras, de las que se hicieron eco los medios, denominó Trump a los territorios centroamericanos. A pesar del racismo expuesto, que más tarde negó, el estadounidense no tuvo en cuenta los datos que demuestran la importancia de los migrantes centroamericanos en la economía de su nación.

   Trump reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (conocido como TPS).

   Lo que no tuvo en cuenta el presidente es que dentro de la tasa de inmigrantes, los centroamericanos cuentan con el mayor índice de participación como fuerza laboral, incluso mayor que las generaciones de extranjeros nacidas en los Estados Unidos.

   Caricatura

   Los inmigrantes de los lugares despreciados trabajan en los sectores más básicos, pero necesarios para el desarrollo de la actividad económica de un país. Según la Oficina de Censo estadounidense, un 23 por ciento de ellos trabajan en construcción y mantenimiento y un 19 por ciento en transporte.

   Los centroamericanos, en comparación con el total de extranjeros y nativos estadounidenses, son los que menor nivel de educación tienen, pero los que más posibilidades cuentan de conseguir empleo ya que su mano de obra es más barata e indispensable.