Publicado 13/05/2024 14:12

Inauguración de la exposición "Alegoría Dominicana" en Madrid del laureado escultor dominicano Juan Trinidad

Exposición de Imágenes del Taller de Juan Trinidad
Exposición de Imágenes del Taller de Juan Trinidad - Embajada de la República Dominicana

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Quedó abierta por dos semanas en Madrid una exposición del laureado escultor dominicano Juan Trinidad, durante un acto celebrado la noche de este miércoles 8 de mayo, con asistencia de decenas de personalidades, artistas, profesionales y dirigentes sociales, de la diáspora de República Dominicana en España.

El embajador Juan Bolívar Díaz y la consejera de cultura, Luisa Auffant dejaron abierta la exposición "Alegoría Dominicana" de 16 tallas en caoba centenaria en el Centro Sociocultural José de Espronceda, del distrito de Tetuán, que incluye el barrio Cuatro Caminos, primero y uno de los mayores asentamientos dominicanos en Madrid. La muestra artística estará abierta al público hasta el 24 de mayo.

Díaz dio la bienvenida a los presentes y agradeció a don José Martínez Parra, el director del centro cultural, una nueva acogida a las actividades culturales de la misión diplomática en la capital española, y muy sentidamente al artista Juan Trinidad y su esposa Wendy Landrón, por la gentileza con que acogieron la invitación a presentar sus obras y viajar a Madrid. Señaló que la actividad forma parte del programa de la Embajada para promover la cultura nacional y la cohesión de la comunidad, razón por la que se realiza en un sector donde residen muchos dominicanos. La exposición será presentada también en París a comienzos de junio.

La presentación formal de la exposición estuvo a cargo de la consejera Auffant quien ponderó a Juan Trinidad como un consagrado y activo maestro de la arquitectura dominicana, cuyos intensos colores, formas y elementos caribeños, inherentes a la esencia de nuestra cultura, así como la unión de esas formas, son elementos que reflejan las sinuosidades de la isla La Española. Rostros con huellas ancestrales taínas y africanas, muestran indudables sellos de nuestras culturas aborígenes y la naturaleza, como madre de la especie humana se nos revela en la fuerza única con que Trinidad logra transmutar la forma y sublimar la superficie, invocando siempre la experiencia caribeña.

Agregó que su efectivo manejo de la madera, así como su fascinante uso de las gamas cromáticas, dependen tanto del dominio técnico, como de su intensa compenetración existencial, que se traslucen en las composiciones habitadas por personajes y escenarios transfigurados. Trinidad transforma la materia, los colores y las formas para expresar estados de sensibilidad espiritual y creatividad estética, que reafirman su libertad y vitalidad creadoras.

Las esculturas revelan gran riqueza, pudiéndose observar desde cualquier ángulo. Tienen igual fuerza por su visión tridimensional además de una magistral fusión de abstracción hacia gamas, matices y horizontes asombrosos estéticos. El equilibrio de los cuerpos se genera a partir del entramado de ondas y el medio que las circunda.

Contador