Inmigrantes indocumentados podrán obtener la licencia de conducir en Nueva York, ¿cuál es la relevancia de la medida?

Publicado 19/06/2019 16:50:35CET
REUTERS / ADRIA MALCOLM

   WASHINGTON, 19 Jun. (Notimérica) -

   La legislación de Nueva York ha dado un paso más allá esta semanana en pro de los derechos de los inmigrantes. El gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, ha anunciado la aprobación de la 'Green Light Bill' que otorga a los inmigrantes irregulares la facultad de conseguir el permiso de conducir.

   Esta decisión, adoptada por el legistlativo del Estado y que entrará en vigor en un plazo de 180 días, va a ampliar este derecho a más de 940.000 personas sin documentación en Nueva York, según datos de Migration Policy Institute.

   Este estado es el número 13 en adoptar esta legislación, por la que ya se rigen California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maryland, Nevada, Nuevo México, Utah, Vermont y Washington.

   Sin embargo, Nueva York lleva cerca de dos décadas persiguiendo este derecho. Fue en 2001, tras el atentado del 11 de septiembre, cuando se dio el primer paso reduciendo los documentos requeridos para la obtención de la licencia al número de la seguridad social. Ahora, tan solo será necesaria la presentación del documento de identificación extranjero.

   El apoyo del sector más progresista neoyorquino y de organizaciones activistas como 'Make the road' o 'Green Light NY' ha sido crucial para la aprobación del Senado con 33 votos a favor y 29 en contra.

   Por su parte, el senador demócrata Luis Sepúlveda ha expresado tras la victora en el legislativo que "estamos defendiendo los derechos de los inmigrantes en un momento en que sus medios de vida están siendo amenazados y degradados en grados extremos", ha manifestado en declaraciones recogidas por 'CNN'.

    Cuomo ha ofrecido su apoyo a esta medida, la cual lleva defendiendo desde que accedió al cargo de gobernador desde 2011. Sin embargo, horas antes de su firma el demócrata tuvo dudas que emergieron ante las nuevas amenazas de deportaciones masivas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

OPOSICIÓN REPUBLICANA

   El miedo de Cuomo a esta medida parte de que la información sea utilizada por la policía migartoria (ICE, por sus siglas en inglés) contra esta comunidad "sin papeles".

   El motivo por el que el gobernador ha dado luz verde finalmente ha sido la garantía de la Fiscalía de que impedíra a la ICE el acceso a las bases de datos. Por el momento, la fiscal general de Estado, Letitia James, no se ha pronunciado sobre la libertades que tendrá el Gobierno federal en este sentido.

   Por otra parte, la mayor presión la ejercen los opositores republicanos que, según su punto de vista, esta medida supone un premio para las personas que han accedido y residen en el país violando las leyes migratorias.

Contador