Publicado 15/06/2015 22:05CET

Las inundaciones en Asunción afectan a unas 30.000 personas

Inundaciones río Paraná en Paraguay
REUTERS

   ASUNCIÓN, 15 Jun. (Notimérica) -

   Unas 30.000 personas, lo que equivale a 5.991 familias, han resultado afectadas por las inundaciones provocadas por la crecida del río Paraguay a su paso por la capital, Asunción, según el Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda).

   Con una altura de 5,54 centímetros, el río Paraguay supera por cuatro centímetros el nivel crítico en su tramo de recorrido por Asunción. Así lo anunció la directora del Comueda, Nidia López, a la emisora de radio 970.

   Asimismo, aunque las lluvias del pasado fin de semana no causaron desastres, sí que dificultaron el traslado de los damnificados.

   A pesar de esto, Nidia López anunció que las familias afectadas están siendo atendidas en 66 refugios donde disponen de agua, luz y asistencia sanitaria. Además, el Consejo también proporciona materiales precarios, como chapas de madera, para levantar viviendas temporales.

   Esta última medida, según Nidia López, tiene su fundamento en la negativa de muchas personas de abandonar sus lugares de residencia y trasladarse a refugios alejados de las escuelas de los niños o los lugares de trabajo, en su mayoría informales.

   La mayoría de los afectados se encuentran en los 'bañados', los barrios de Asunción más próximos al río Paraguay, y una de las zonas más empobrecidas de la capital. Allí, "el servicio atiende alrededor de 2.721 familias en el Bañado Sur y unas 3.270 en el Bañado Norte".

   Igualmente, la encargada del servicio de emergencias destacó la necesidad de ejecutar obras públicas en dicha zona para evitar inundaciones, algo que está en manos del Gobierno. Esta medida debería comenzar con la construcción de un muro de contención, tal y como enfatizó López. Sin embargo, la solución es "muy costosa".

   El año pasado, el nivel del río Paraguay a su paso por Asunción superó los siete metros de altura y provocó más de 85.000 desplazados en la capital y un total de 200.000 personas afectadas en todo el país.

   Este año, el Comueda estima que entre 6.000 y 7.000 familias se verán afectadas por la crecida del río, que podría llegar a un máximo de 6,20 metros de altura.