El jefe del Ejército colombiano habría dirigido una brigada acusada de 'falsos positivos'

Publicado 05/06/2019 14:59:39CET
TWITTER

   BOGOTÁ, 5 Jun. (Notimérica) -

   El comandante en jefe del Ejército colombiano, Nicacio de Jesús Martínez Espinel, habría dirigido una brigada acusada de 'falsos positivos', ejecuciones extrajudiciales de civiles presentadas como guerrilleros muertos en combate, según publica el diario 'El País'.

   Martínez Espinel estuvo al frente como segundo comandante y jefe del Estado Mayor de una brigada acusada por la Fiscalía de haber cometido 283 casos de 'falsos positivos' en los departamentos de La Guajira y El Cesar, 23 de ellos en esta etapa entre octubre de 2004 y enero de 2006.

   La Décima Brigada Blindada fue acusada en un informe del exfiscal general Eduardo Montealegre Lynett de ser "uno de los primeros lugares en el ranking de presuntas ejecuciones extrajudiciales", con al menos dos batallones implicados en estos asesinatos, una masacre de indígenas y un episodio de violencia sexual.

   A finales del pasado mes de mayo, el diario estadounidense 'New York Times' publicó una información según la cual el militar habría ordenado a sus soldados que duplicaran el número de guerrilleros izquierdistas y criminales a los que matan, capturan u obligan a rendirse en combate.

   A esta acusación se suma la actual de que Martínez Espinel no habría ejercido su labor de control sobre la brigada en el periodo mencionado. La Procuraduría General ya ha abierto una investigación para aclarar estos hechos.

   En paralelo, el Senado tiene previsto este miércoles avalar el ascenso del comandante a general de cuatro soles, la máxima distinción militar en Colombia, después de su nombramiento al frente del Ejército el pasado mes de diciembre. Esto es algo a lo que se oponen varias organizaciones no gubernamentales y que ha generado gran polémica en el país.

   "El comandante del Ejército no tiene investigación, sanción o impedimento alguno por parte de Fiscalía, Procuraduría, Justicia Penal Militar ni Justicia Especial para la Paz por temas relacionados con derechos humanos que le impida ejercer cargos públicos", han manifestado desde el Ejército y el Gobierno, que argumentan que en esta época Martínez Espinel solo tenía funciones administrativas.

Para leer más