Actualizado 07/05/2015 21:35:30 +00:00 CET

Jóvenes negros tienen más del doble de posibilidades de morir asesinados que los blancos

Jóvenes brasileños negros
Foto: REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 7 May. (Notimérica) -

   Los jóvenes brasileños negros tienen 2,5 más posibilidades de morir asesinados que los jóvenes blancos, según un estudio del Fórum Brasileño de Seguridad Pública, que también alerta de que esa desigualdad por color de la piel es una tendencia que ha ido al alza en los últimos años.

   Según el estudio, la tasa de jóvenes negros asesinados por cada 100.000 habitantes subió de 60,5 en 2007 a 70,8 en 2012, mientras que entre los jóvenes blancos se pasó del 26,1 al 27,8; cualquiera de las tasas está muy por encima de lo que las instituciones internacionales consideran dentro de la normalidad.

   La Organización Mundial de la Salud (OMS), por ejemplo, califica de epidemia las tasas que están por encima de diez muertos por cada 100.000 habitantes, pero Brasil llega a multiplicarlo por siete: "Brasil ya rebasó el cuadro epidémico, es endémico. Es un cuadro que persiste desde hace décadas", lamenta la directora del Fórum, Samira Bueno.

   La investigadora subraya que a pesar de que Brasil ha conseguido reducir la desigualdad y ha sacado a millones de personas de la pobreza el reto de la violencia sigue pendiente. En su opinión faltan políticas públicas "más sólidas", que no se centren únicamente en la inversión en más policías, sino también en prevención y en políticas sociales.

   "El joven es más víctima que agresor", ha dicho este jueves en la presentación del informe, y con sus palabras ha apoyado de alguna manera a los que en las últimas semanas se han manifestado en contra de la reducción de la mayoría de edad penal.

   En este sentido el informe también destaca que los jóvenes negros fueron, en 2013,  un 18,4% más encarcelados que los blancos y un 30,5% más víctimas de homicidios que los jóvenes blancos.

   La especial vulnerabilidad de los jóvenes negros llevó a Amnistía Internacional (AI) Brasil a lanzar un manifiesto y la campaña 'Jovem negro vivo' a finales del año pasado. El objetivo, según los promotores, era acabar con la indiferencia de la sociedad brasileña y con la invisibilidad de estos jóvenes, que también acumulan los índices más altos de pobreza.

   El manifiesto de AI recordaba que Brasil es el país donde más se mata en el mundo, superando a muchos países que están en guerra. En 2012 se asesinó a 56.000 jóvenes de entre 15 y 29 años, y de ese total, el 77% eran negros.