Actualizado 07/05/2010 14:10 CET

Un juez suspende el juicio por la muerte del indígena Marcos Verón al negarse a escuchar testimonios en guaraní

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El juicio a los tres hombres acusados del asesinato del líder indígena guaraní Marcos Verón en 2003 ha sido suspendido este viernes, hasta fecha por determinar, debido a que el juez se ha negado a escuchar los testimonios de los testigos guaraníes en su propia lengua, según informó hoy el organismo internacional de apoyo a los pueblos indígenas, Survival International.

Los abogados que representan a los guaraníes abandonaron el juicio porque consideran que los testigos guaraníes tendrían que tener el derecho a expresarse en guaraní debido a su escaso conocimiento de portugués. No permitir a los guaraníes hablar en su propia lengua en un juicio supone una violación de la legislación brasileña e internacional, indica la organización.

El hijo de Marcos Veron, Ládio Veron Cavalheiro, declaró que era la segunda vez que iba a Sao Paolo "esperando a que el juicio tenga lugar, pero han violado nuestro derecho a hablar en nuestra propia lengua".

En un principio el juicio iba a celebrarse el pasado 12 de abril, pero se pospuso para este mes porque el abogado de uno de los acusados alegó que su cliente había iniciado un periodo de psicoterapia de veinte días de duración.

El fiscal Vladimir Aras declaró que "en diecisiete años de juicios ésta es sólo la segunda vez que he tenido que abandonar un pleno". "Un juicio no es lugar donde restringir los derechos de uno", añadió.

Marcos Verón, el líder indígena guaraní-kaiowá reconocido a nivel mundial, fue apaleado hasta la muerte por unos pistoleros contratados a sueldo por un terrateniente ganadero de la zona en 2003. Miembros de su propia familia presenciaron su muerte, después de que liderase la reocupación de la tierra ancestral, Takuara, de su comunidad.