La Justicia impone una mediación al Gobierno de EEUU tras las denuncias sobre el trato a los niños migrantes

Publicado 28/06/2019 23:03:23CET
Niña migrante de las caravanas centroamericanas
Niña migrante de las caravanas centroamericanas REUTERS - Archivo

   WASHINGTON, 28 Jun. (Reuters/EP) -

   Un juez federal de Estados Unidos ha ordenado este viernes una mediación entre el Gobierno y el grupo de abogados que ha denunciado las "deplorables" condiciones en las que viven los niños migrantes en los centros de detención de la frontera sur para resolver este asunto.

   Un grupo de abogados visitó la semana pasada las instalaciones para niños migrantes de Clint (Texas), denunciando que dormían en el suelo, se duchaban solo cada tres días, no tenían acceso a agua potable, ropa limpia o atención médica y que los más mayores tenían que cuidar de los más pequeños.

   El jueves, pidieron a un juez federal de Los Ángeles que declarara en desacato al Gobierno de Estados Unidos por las "flagrantes y persistentes" violaciones del llamado Acuerdo Flores, que establece cómo hay que tratar a los niños migrantes.

   Los abogados han pedido al mismo juez que emita una orden de emergencia para que expertos en salud pública y profesionales sanitarios puedan inspeccionar los centros de detención para niños migrantes en El Paso y Río Grande. El Gobierno intenta evitarlo argumentando que le impondría "extensas obligaciones", más allá del Acuerdo Flores.

   La juez Dolly Gee, que supervisa el cumplimiento del Acuerdo Flores, ha considerado que la mediación podría servir para resolver rápidamente las preocupaciones expuestas por los abogados. Así, ha encargado a las partes un informe conjunto para el 12 de julio en el que indiquen los progresos alcanzados.

   Miles de migrantes centroamericanos han marchado en caravana desde el pasado mes de octubre hacia Estados Unidos atravesando México a causa de la violencia y la pobreza en el llamado Triángulo Norte --El Salvador, Guatemala y Honduras--.

Contador

Para leer más