Publicado 16/04/2020 14:16CET

Latinoamérica.- Los obispos españoles, italianos y latinoamericanos comparten su preocupación por los efectos de la crisis

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios generales de las Conferencias Episcopales de España e Italia se han unido por videoconferencia a la reunión de secretarios generales de las Conferencias Episcopales del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en la que se ha mostrado la preocupación de los obispos por los ancianos, el duelo, las consecuencias sociales y humanitarias de la crisis del coronavirus y la repercusión en los seminarios y colegios de la Iglesia.

En este encuentro, que tuvo lugar este miércoles 15 de abril, los secretarios generales de las conferencias episcopales "compartieron experiencias sobre los efectos que está provocando la pandemia del COVID 19 y que está causando dolor y una grave amenaza de futuro", según informa la Conferencia Episcopal Española (CEE) en un comunicado publicado este jueves.

Según señala la nota, en la reunión, y "desde la esperanza, se ha resaltado la creatividad pastoral, la cercanía de la Iglesia y la eclosión de las Iglesias domésticas para acompañar y hacer frente a esta crisis". Además, asegura que los dos representantes europeos y los de Iberoamérica coinciden en su "especial preocupación por los ancianos, y por el acompañamiento a los difuntos y el duelo; además de las graves situaciones sociales y humanitarias que se están produciendo".

Los obispos de América Latina, según precisa la CEE, han resaltado también "la creatividad de los jóvenes y su participación a través de las redes sociales" y han subrayado "su preocupación, en el ámbito eclesial, por la repercusión de la crisis en los seminarios y colegios de la Iglesia, que están pasando por dificultades" y "a nivel social por la situación en las cárceles, el gran problema de las personas que viven en la calle y aquellas otras que necesitan salir para encontrar el sustento diario, especialmente en países como Venezuela o Ecuador".

Es este sentido, los secretarios generales "han mostrado su esperanza en el llamamiento del Papa a condonar la deuda", según señala la nota. Además, la CEE añade que "la pandemia global acelera el cambio de época y acelera la transformación de nuestra forma de atención pastoral".