Publicado 03/10/2015 14:02CET

Le roba la Policía mexicana, tras ser víctima de un intento de asalto

   MÉXICO DF, 3 Oct. (Notimérica) -

   Como si fuera una película de ciencia ficción, un empresario argentino sufrió en México DF, una auténtica pesadilla. Tras haber sido víctima de un intento de asalto, fue la propia Policía de la capital la que posteriormente le robó presuntamente 753.000 pesos (44.932 dólares), según ha denunciado el afectado.

   Este empresario, que asegura vivió el peor día de su vida, ha relatado que se encontraba en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México tratando de cambiar varios miles de euros a pesos mexicanos, cuando una de sus compañeras recibió un disparo en la mano por parte de un atracador.

   Debido a que en ese momento portaba una alta cantidad de dinero, 974.375 pesos (58.141 dólares), el empresario fue detenido por la Policía del Distrito Federal, acusado de cohecho y de operación con recursos de procedencia ilícita.

   Los agentes, en lugar de llevarlo a las dependencias policiales, lo retuvieron en un callejón durante dos horas, según ha relatado al diario 'El Universal'. En ese momento, los policías trataron de interrogarlo y de convencerlo que ante las autoridades asegurase que únicamente portaba 300.000 pesos (17.901 dólares), mientras se mofaban discutiendo la forma en la que se gastarían el dinero.

   El empresario, que se negó a hacer esa declaración, fue trasladado a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), donde los funcionarios de esta institución se llevaron los 974.375 pesos (58.141 dólares) que portaba, para supuestamente tomarle fotografías que pudieran servir como prueba.

   SOLO LE DEVOLVIERON 13.000 DÓLARES.

   Sin embargo, cuando el dinero regresó al afectado, asegura que únicamente había 221.300 pesos (13.205 dólares), lo que ha llevado al argentino a asegurar que la Policía del Distrito Federal y funcionarios de la PGJDF le sustrajeron el dinero.

   Según el expediente que elaboró la Policía, los agentes localizaron 77.000 pesos (4.595 dólares) entre la ropa de una funcionaria de la PGJDF, una cantidad que no concuerda con la que el acusado asegura que le faltaba, 753.075 pesos (44.936 dólares).

   Además, la defensa del acusado ha denunciado ante la opinión pública que las cámaras de vigilancia dejaron de funcionar en el momento en el que desapareció el dinero y critica que los funcionarios a los que se les sorprendió con dinero entre su ropa continúan en funciones.