El líder indígena Gregorio Rojas está dispuesto a dialogar para terminar con el conflicto de la mina china en Perú

Actualizado 30/03/2019 21:11:39 CET
El líder indígena Gregorio Rojas está dispuesto a diálogar para terminar el conf
TWITTER

   CHALLHUAHUACHO, Perú, 30 mar (Reuters/Notimérica)

   El líder de una comunidad indígena que ha bloqueado el acceso a una de las minas de cobre más grande de Perú, Gregorio Rojas, comentó este sábado que está dispuesto a dialogar con el Gobierno, la primera señal de una posible solución al conflicto que ha frenado las exportaciones del yacimiento de la firma china MMG.

   Gregorio Rojas, presidente de la comunidad Fuerabamba, en los Andes del país, dijo a Reuters que el diálogo podría iniciarse en las próximas 48 horas con el primer ministro Salvador del Solar o con el mismo presidente Martín Vizcarra.

   "Voy a buscar una solución con el Estado. Espero poder iniciar el diálogo hoy o mañana", dijo Rojas por teléfono desde Lima horas después de salir en libertad tras permanecer detenido una semana por acusaciones de extorsión a la mina Las Bambas.

   Fuerabamba, que bloquea desde hace casi dos meses la carretera que usa la mina para transportar de cobre hasta un puerto de exportación del país, busca una compensación de MMG Ltd -controlada por China Minmetals Corporation - por usar el camino que cruza sus tierras.

   Pero el arresto de Rojas y tres de los abogados de Fuerabamba por cargos de extorsión frustró las conversaciones y provocó una protesta en la puerta de ingreso a la mina.

   A la pregunta de que si exigiría la liberación ahora de sus abogados, Rojas respondió: "No, queremos tener diálogo". El dirigente fue liberado el viernes sin cargos, mientras los abogados permanecen en la cárcel bajo investigación.

   El primer ministro, Salvador del Solar, dijo el viernes por la noche que espera que el diálogo con Fuerabamba se pueda establecer ahora que la comunidad tiene un interlocutor.

   Pero los manifestantes continuaban el sábado ocupando un camino de ingreso a Las Bambas en las afueras de Challhuahuacho, exigiendo también la libertad de sus abogados.

   Rojas dijo que no llamaría a los manifestantes de Fuerabamba a deponer los bloqueos de carreteras. "Los comuneros tienen sus demandas, no puedo decirles que tienen que hacer. Pero ojalá con el diálogo se puede llegar a una solución".

   Las Bambas, que comenzó a operar el 2015 tras una inversión de 10.000 millones de dólares, produce unas 400.000 toneladas de cobre por año. Perú es el segundo productor mundial de cobre.

Para leer más