Publicado 30/09/2015 22:05:48 +02:00CET

La lucha de un padre español por sacar a su hijo de Perú

   LIMA, 30 Sep. (Notimérica) -

   Emiliano Medina es un hombre extremeño residente en la capital de España, Madrid, que lleva cuatro años separado de su hijo Hugo. Su madre, de origen peruano, se llevó al niño en 2011 cuando la pareja se separó y, desde entonces, Medina no ha dejado de luchar para recuperarlo.

   Este martes, el padre del pequeño ha publicado un nuevo vídeo en Internet pidiendo la intervención del ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, para que obligue a Perú a cumplir el Convenio de La Haya de 1980.

   El tratado, firmado el 25 de octubre de 1980 y firmado por España y Perú, entre otros países, regula los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores con el fin de "garantizar la restitución inmediata de los menores trasladados o retenidos de manera ilícita en cualquier Estado contratante", así como "velar porque los derechos de custodia y de visita vigentes en uno de los estados contratantes se respeten en los demás contratantes".

   La historia de Emiliano comenzó en 2004, cuando conoció a Elena, una ciudadana peruana con la que inició una relación sentimental de la que quedó constancia en el registro civil como pareja de hecho. Poco tiempo después nació su hijo Hugo y, tras seis años de convivencia, su mujer le comunicó su intención de separarse.

   Durante el proceso de separación, este español fue detenido en su lugar de trabajo por una denuncia de malos tratos interpuesta por su ex mujer.

   No obstante, un juez le dio la razón a Medina, que quedó en libertad sin cargos el 31 de mayo de 2010.

   Más tarde, en junio de 2011, las autoridades españolas le otorgaron de manera definitiva la custodia del menor al padre, con un fallo que dictaminaba que Hugo "quedaba en compañía y bajo el cuidado directo del padre, siendo la patria potestad compartida".

   Gracias a esta sentencia, Elena podía estar con su hijo dentro de un horario establecido y a ella le correspondía también la mitad del periodo vacacional. Este permiso fue el que aprovechó la mujer el verano del 2011 para salir de España y llevar a su hijo a Perú sin el consentimiento paterno.

   Desde entonces, Medina no ha dejado de luchar por traer de vuelta a su hijo Hugo, a pesar de que el tiempo juega en su contra, ya que el niño cada vez está más arraigado al país sudamericano.

   Por el momento, el juicio emitido por Medina se encuentra en segunda instancia en España, esperando aún una sentencia, a la vez que continúa denunciando la situación a través de las redes sociales y de su blog, 'vuelveconpapahugo'.

   Ante esto, el padre está valorando presentar una denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por el incumplimiento del Convenio de La Haya de 1980, todo con el fin de conseguir que el pequeño Hugo deje la localidad peruana de Trujillo y regrese a España con él.