Publicado 19/07/2015 17:16CET

El lugar que cariñosamente le apodó 'El Chapo' Guzmán

   MÉXICO DF, 19 Jul. (Notimérica) -

   Situado en pleno corazón de Sinaloa, en las tierras que conforman el 'Triángulo Dorado' de la marihuana y opio mexiquenses, y con cerca de 105 habitantes, 57 hombres y 48 mujeres y no más, La Tuna es la cuna que vio nacer al capo mexicano más buscado a nivel internacional, Joaquín Archivaldo 'El Chapo' Guzmán Loera, una localidad donde el narco es un personaje esencial en la vida de los habitantes.

   La mayoría de las casas de este territorio tiene techos de hojalata que contrastan con la imagen de una bonita mansión de tonalidades rosas y anaranjadas, con satélites de televisión y construida específicamente para una mujer de 90 años de edad y que siempre ha declarado abiertamente: "Joaquín nunca dejará de ser mi hijo". Doña María Consuelo Loera Pérez es la madre de 'El Chapo', de otras dos mujeres y cuatro hombres menores que Joaquín.

   Ha visto a sus hijos tomar las armas y ahora observa a nuevos adolescentes coger los rifles con actitud de poderío, atender labores en su rancho, cuidar de los caballos, lavar la ropa, hacer la comida y resguardar 'El Cielo', tan bien conocido como el hogar de Consuelo Loera.

   La mayoría de los adolescentes de la región y localidades vecinas ejercen de jornaleros, tienen un salario estable y trabajan por necesidad, no por el mero deseo de dedicarse a actividades ilícitas. Algunos de ellos, como lo fuese el propio padre del capo, Emilio, son gomeros y se dedican a trabajar el opio.

   "Voy a ser el segundo hombre más buscado", decía uno de los jóvenes sinaloenses de La Tuna al periodista Carlos Velázquez. Y le explicó que en esta región, ubicada entre cerros y arroyos, 'El Chapo' Guzmán es considerado como un modelo entre sus compañeros, la esperanza en una vida mejor, el logro del trabajo, las mujeres y la riqueza; un "héroe".

    Los adolescentes son la base social de al menos 11 comarcas rurales o 'rancherías' que componen el municipio de Badiraguato, un lugar tranquilo en la Sierra Madre Occidental de Sinaloa que limita con los estados de Chihuahua y Durango --tres entidades caracterizadas por unas condiciones climatológicas idóneas para la plantación de la droga, por ser ni demasiado secas ni húmedas y sin heladas ni granizos, que reciben el nombre de 'El Triángulo Dorado'.

   La violencia no está en Badiraguato, ni tampoco la presencia del Ejército ni de la Marina ni de nadie que pudiera liderar algún operativo en la región presidida por el alcalde Mario Valenzuela, sólo está el espíritu de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.

   Baridaguato y La Tuna le apodaron cariñosamente 'Chapo', es pequeño de estatura pero grande en sus hazañas para sus convecinos. En la madrugada del 12 de julio de 2015, el pueblo susurraba con júbilo: "El señor se salió".