Publicado 26/11/2021 13:50CET

Macron obsequia al Papa con dos biografías de San Ignacio de Loyola durante su visita al Vaticano que ha durado una hora

24 November 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis attends his weekly general audience on Wednesday in St. Peter's Basilica at the Vatican. Photo: Fabio Frustaci/ANSA via ZUMA Press/dpa
24 November 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis attends his weekly general audience on Wednesday in St. Peter's Basilica at the Vatican. Photo: Fabio Frustaci/ANSA via ZUMA Press/dpa - Fabio Frustaci/ANSA via ZUMA Pre / DPA

ROMA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha obsequiado al Papa -- con quien se ha reunido durante una hora en el Vaticano-- con dos biografías de San Ignacio de Loyola: una versión del 1585 escrita por el jesuita e historiador italiano, Giovanni Pietro Maffei, y otra del escritor católico, abogado y miembro de la Academia francesa, François Sureau, que ofrece un breve retrato de San Ignacio de Loyola, según ha confirmado la oficina de prensa de la Santa Sede.

Se trata de la segunda reunión entre Francisco y Emmanuel Macron, tres años después de la visita de Estado que realizó el presidente francés al Vaticano en junio de 2018, una reunión que duró casi una hora. Las fotos del abrazo que ambos se dieron al final del encuentro fue una de las imágenes del acontecimiento.

Tras ese encuentro se produjeron intercambios de llamadas hasta en cinco ocasiones en las que se abordaron diversos temas como el Acuerdo de París, el incendio de la catedral de Notre-Dame o el atentado contra la basílica de Niza. Estas llamadas se han producido al menos una vez al año desde el inicio del mandato de Emmanuel Macron, una regularidad bastante rara entre un Pontífice y un presidente francés.

En concreto, las conversaciones telefónicas se han producido en 2017 tras la elección del mandatario francés, en 2019 tras el incendio de Notre-Dame de París, en abril de 2020 durante el periodo de confinamiento en Europa occidental, en octubre de 2020 tras el atentado de Notre-Dame de Niza y, por último, en marzo de 2021, cuando el presidente Macron quiso felicitar al Papa por su viaje a Irak.

Macron llegó este jueves a Roma, para celebrar la cooperación entre Francia e Italia con la firma del Tratado del Quirinal. Tras años de relaciones diplomáticas complicadas entre París y Roma, Draghi y Macron han sellado definitivamente su reconciliación con la firma de este pacto, que allana el camino para estrechar las relaciones bilaterales entre la segunda y la tercera economía de Europa.

Tras la salida de la esfera política europea de la canciller alemana, Angela Merkel, la firma es este tratado supone un nuevo impulso al eje italo-francés en un momento de gran incertidumbre comunitaria, tanto por la pandemia, la recuperación económica, el Brexit o las tensiones el Estado de Derecho entre Bruselas y Varsovia y Budapest. Francia e Italia buscan así presentarse como una garantía de estabilidad.