Publicado 08/12/2014 22:19CET

Madre del niño muerto en Cleveland quiere condena de los policías que le dispararon

La madre Tamir Rice pide justicia por la muerte de su hijo
AARON JOSEFCZYK / REUTERS

DALLAS (EEUU), 8 Dic. (Notimex/Notimérica) -

La madre de Tamir Rice, el afroamericano de 12 años de edad que murió al dispararle la policía luego de ser visto jugando con una pistola de plástico en un parque de Cleveland, exigió hoy justicia y pidió que sean responsabilizados los dos agentes involucrados.

"Estoy buscando una condena para los dos agentes", dijo Samaria Rice, al hablar por primera vez en forma pública en una entrevista exclusiva este lunes al programa "Good Morning America" de la cadena nacional de televisión ABC.

La madre del menor ya interpuso una demanda por "homicidio culposo" en contra de los agentes por la muerte de su hijo, pero en sus declaraciones este miércoles, dijo que deseaba "que los policías fueran responsabilizados de lo que le hicieron a mi hijo".

"Estoy buscando una condena para los dos oficiales", señaló.

El reclamo de justicia de la madre de Tamir Rice se da en el marco de una serie de protestas protagonizadas en múltiples ciudades del país en las últimas semanas a raíz de que policías anglosajones han sido exonerados en dos sonados incidentes en los que murieron afroamericanos.

La muerte de Tamir Rice ocurrió el pasado 22 de noviembre, cuando dos policías blancos, Timothy Loehmann de 26 años y Frank Garmback de 46, respondieron a un reporte de que "un muchacho" armado con una pistola descrita como "probablemente falsa" estaba amenazando a la gente en un parque de la ciudad.

Los agentes informaron que al llegar al lugar, Tamir Rice trató de tomar la pistola que estaba sujeta a su cintura. El agente Loehmann disparó dos balas apenas dos segundos después de haber llegado al lugar.

Las autoridades determinaron luego que la pistola que portaba el menor era de plástico para disparar postas con aire. El niño murió un día después del incidente.

Tras los hechos, se informó que el agente Loehmann había sido considerado emocionalmente inestable y no apto para el servicio, durante su trabajo anterior en la policía de la comunidad de Independence, Ohio.

La muerte de Tamir Rice atrajo de nuevo la atención de los medios en Estados Unidos y del mundo, al ocurrir al tiempo que se esperaban las decisiones de jurados en dos casos similares registrados en Misuri y Nueva York, donde policías blancos mataron a dos afroamericanos en circunstancias controversiales.

En la comunidad de Ferguson, Misuri, el policía Darrell Wilson mató a balazos al joven de raza negra Michael Brown de 19 años, el 9 de agosto pasado y en State Island, Nueva York, el oficial Daniel Pantaleo sometió por la garganta al afroamericano Eric Garner, que falleció poco después.

En ambos casos, jurados ciudadanos no encontraron evidencia para procesar a los policías que fueron exculpados de responsabilidad, lo que generó disturbios y manifestaciones en varias ciudades del país en protesta por lo que se considera una falta de justicia.

El caso de Tamir Rice vendría a ser el tercero en ser considerado por un gran jurado en el marco de un ambiente crispado, por los dos fallos anteriores.