Publicado 30/04/2018 12:03CET

Las Madres de la Plaza de Mayo, más de 40 años de lucha

MADRES DE LA PLAZA DE MAYO
REUTERS

   BUENOS AIRES, 30 Abr. (Notimérica) -

   El blanco se convirtió en un símbolo de lucha y esperanza en Argentina gracias a un grupo de madres que lucharon contra el régimen dictatorial y por los Derechos Humanos en Argentina. El grupo Madres de la Plaza de Mayo "cumple" hoy 41 años desde su primera protesta, el 30 de abril 1977.

   Esta asociación irrumpió en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, donde se encuentra la sede del Gobierno del país, para reclamar a la Junta Militar la desaparición de sus hijos durante la dictadura de Jorge Rafael Videla, considerada como la más sangrienta de la historia del país y caracterizada por una constante violación de los Derechos Humanos y crímenes contra la humanidad.

   El objetivo inicial de este grupo de madres era tener una audiencia con el dictador Videla, quién obtuvo el poder tras el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, para lo que se reunieron y organizaron una manifestación pública y pacífica.

   La protesta se ha ido repitiendo cada año hasta la actualidad. Estas mujeres continuaron su lucha hasta que obtuvieron el reconocimiento internacional. La prensa de todo el mundo comenzó a interesarse por su causa y dieron a conocer el movimiento.

   Pocos años después, las Madres comenzaron a salir del país para dar a conocer el drama de los desaparecidos durante la dictadura. Consiguieron que Amnistía Internacional (AI) patrocinara un viaje para explicar a los dirigentes de Europa y Estados Unidos la situación que vivía Argentina.

   Las Madres de la Plaza de Mayo no solo buscan que se les devuelvan a sus hijos desaparecidos, sino que representan a todos aquellos que lucharon contra el poder de la dictadura argentina.