Actualizado 10/04/2015 22:09 CET

El maltrato a menores en México crece más de un 50 por ciento en 2013 y 2014

sicarios mexicanos narcotraficos mantan niños
Foto: Rweuters

MÉXICO DF, 10 Abr. (Notimérica) -

   Los casos de maltrato infantil en México han crecido un 51,4 por ciento durante 2013 y 2014, según la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), quien denuncia que el Estado no ha tomado medidas para tratar de erradicar esta problemática.

   Según informa el portal 'Sinembargo.mx', en 2013 y 2014 se produjeron 27.675 casos, lo que supone 9.398 más que en los dos años anteriores. Unas cifras que han llevado a REDIM a asegurar que el maltrato infantil está normalizado en México.

   Esto datos, que el Redim ha recuperado de las Procuradurías del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), los servicios sociales mexicanos, son especialmente alarmantes en el estado de Coahuila, donde se produjeron en 2014, 9.698 casos de maltrato, lo que supone un incremento del 227 por ciento, respecto al año anterior.

   También cabe destacar el caso de Chiapas que en 2012 y 2013 no informó de ningún tipo de maltrato infantil pero en 2014 aseguró que se produjeron 3.735 casos.

   Esta organización considera que México sufre un gran rezago en medidas para combatir el maltrato infantil y sostiene que es grave que menores de 18 años no puedan interponer una demanda si no van acompañados de un adulto. De esta forma, se complica que un menor pueda alertar a las autoridades de un caso de malos tratos si el agresor es un familiar.

   Redim reclama que se garantice la seguridad y atención a las víctimas y se les brinde apoyo psicológico. Además, reclama que se avance en la implantación de la Ley General por los derechos de niñas, niños y adolescentes y que se cree el Sistema Nacional de Garantía de Derechos de la Infancia.

   Por otro lado, ha criticado la falta de cifras sobre maltrato infantil y la inconsistencia de ésta. También reprocha que no tenga acceso al número de denuncias presentadas ante el Ministerio Público.

   "Carecemos de un diagnóstico nacional sobre todas las formas de violencia, no contamos con un sistema de información único que nos permita conocer la dimensión del problema. La impunidad sigue siendo una constante para niñas y niños víctimas", ha asegurado esta organización en un comunicado.