Publicado 10/06/2015 18:16CET

El maquinista del tren siniestrado en Filadelfia no usó el celular antes del accidente

Descarrilamiento de un tren en Filadelfia
MIKE SEGAR / REUTERS

   NUEVA YORK, 10 Jun. (Notimérica) -

   La Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) ha entregado un nuevo documento acerca del descarrilamiento del tren Amtrak 188 en Filadelfia, que tuvo lugar el pasado 12 de mayo y causó la muerte de ocho personas, que revela información relacionada con el análisis del celular del maquinista a cargo del tren.

   Acerca de la investigación, la NTSB llegó a la conclusión de que el conductor no hizo ninguna llamada ni envió ningún mensaje. Asimismo, tampoco hay indicaciones de que se usara Internet durante el tiempo en el que estuvo operando el tren, ya que el maquinista no tuvo acceso en ningún momento al sistema de Wi-Fi del tren.

   El celular del maquinista a cargo del tren fue sometido a un examen muy detallado, en el que los investigadores analizaron las llamadas, los mensajes de texto, la información y los registros de actividades de la torre de transmisión del teléfono móvil, así como los registros del sistema de Wi-Fi a bordo del tren.

   Por ejemplo, para descubrir si el celular estaba en 'modo avión' o si fue apagado, la NSTB examinó el sistema operativo del teléfono, que contiene más de 400.000 archivos de metainformación.

   Además, el conductor colaboró con la investigación llevada a cabo proporcionando a los encargados de ésta el código de acceso de su celular, para que así pudieran acceder a los datos con mayor facilidad.

   El análisis de los registros telefónicos de la investigación del Amtrak ha sido más complicado de lo previsto ya que la compañía móvil tiene numerosos sistemas que registran los diferentes tipos de actividad del celular, algunos de los cuales se basan en diferentes zonas horarias.

   Por ello, los investigadores de la NSTB colaboraron con la compañía de teléfono con el objetivo de comparar registros y correlacionar los momentos con la zona horaria en la que se produjo el accidente.

   El descarrilamiento del tren Amtrak en la ciudad estadounidense de Filadelfia, en el estado de Pensilvania, dejó un saldo de ocho muertos y más de 200 heridos. Las primeras investigaciones determinaron que el medio de transporte siniestrado se desplazaba a 106 millas por hora (170 kilómetros por hora), una velocidad que doblaba la permitida (de 50 millas por hora) en ese tramo del trayecto.