Actualizado 19/01/2018 7:45:31 +00:00 CET

Las maras exigieron su paga extra de Navidad

Maras
YOUTUBE

   GUATEMALA, 19 Ene. (Notimérica) -

   Las maras atemorizan y controlan las ciudades de los países centroamericanos. En El Salvador, Honduras y Guatemala miles de personas mueren al año víctimas de estas violentas pandillas que extorsionan a los habitantes de los territorios de Iberoamérica.

   Esta Navidad, en Guatemala, las maras --como si de un trabajador con 14 remuneraciones se tratase-- exigieron la paga extra de Navidad, según informa 'El Confidencial'. Igual que pasa con los pagos que los extorsionados deben hacer semanal o mensualmente a los distintos grupos, sino se entrega, mueres.

   Para 'Barrio 18' y 'Mara Salvatrucha', dos de los grandes grupos violentos, la extorsión es su medio de vida desde que se formaron en EEUU y se establecieron en Guatemala. El pasado mes exigieron el 'bono navideño' principalmente a empresarios, comerciantes, vendedores de los mercados, distribuidores de agua y gas propano, basureros y conductores de transporte público.

            

   Como recoge el diario español, para Claudia Palencia Morales, fiscal de Sección Adjunta de la Fiscalía de Delitos Contra la Extorsión, este aguinaldo "es un bono extraordinario del pago de la extorsión, que supone pagar dos veces la misma cantidad exigida o muchas veces incluso el doble o triple de lo que se abona mensualmente".

   Las pandillas emplean el mismo sistema que con el resto de extorsiones: un menor de edad o una mujer entrega un teléfono móvil a la víctima. A los pocos minutos recibe una llamada telefónica desde alguna de las 22 cárceles de Guatemala, donde se dan instrucciones de los líderes las maras.

   Poco les importa a los interlocutores presos si la persona que está al otro lado de la línea recibe o no un sueldo extra por Navidad. Probablemente el extorsionado no tenga aguinaldo navideño, ya que solo el 30% de los guatemaltecos tienen un trabajo formal, pero ese no es el problema de los integrantes de estas maras.