Más de 700 defensores de los Derechos Humanos asesinados en Colombia desde 1994

Actualizado 20/11/2015 18:32:30 CET

   BOGOTÁ, 20 Nov. (Notimérica) -

   La oficina colombiana del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) ha alertado este jueves sobre el alarmante número de homicidios y agresiones que se llevan a cabo contra los defensores de los Derechos Humanos en el país.

   Desde 1997, la oficina ha realizado un seguimiento de los ataques, en un trabajo conjunto con la Fiscalía General de la Nación y varias organizaciones civiles, que ha desvelado un listado de cerca de 729 defensores de Derechos Humanos asesinados entre 1994 y 2015, lo que indicaría que se ha producido un incremento en un 33% de los asesinatos.

   A través de un comunicado, la organización ha destacado también el alto grado de impunidad que existe en este tipo de casos y ha señalado que durante los primeros nueve meses de este año se habrían registrado 30 homicidios y 20 tentativas de homicidio contra defensores de los Derechos Humanos.

   Estas cifras han evidenciado un aumento en el promedio de asesinatos, alcanzando una de las cifras más altas de los últimos 21 años.

   La oficina ha expresado también su preocupación por los asesinatos de John Jairo Ramírez Olaya, líder afrodescendiente de Buenaventura (Valle); Daniel Abril, dirigente ambiental y campesino en la región de la Orinoquía, y Luis Francisco Hernández González, representante de víctimas en Tierralta (Córdoba).

HACER FRENTE A LA SITUACIÓN HUMANITARIA

   Jairo Rodríguez pertenecía a la Fundación Rostros y Huellas, que se encarga de proteger la juventud y combatir la grave situación humanitaria de la región, sufrida por jóvenes, mujeres y niños.

   Daniel Abril era integrante del Comité Cívico de Derechos Humanos del Meta y de la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos (CCEEU), así como delegado por el departamento de Casanare ante la Mesa Nacional de Garantías. Recientemente, habría destacado su participación en diversos foros públicos sobre medio ambiente y Derechos Humanos.

   Luis Francisco Hernández formaba parte de la Mesa Municipal de Víctimas de Tierralta (Córdoba) y representaba a las comunidades afrodescendientes.

   Según la organización, el alto número de asesinatos y de agresiones parecen demostrar la falta de una respuesta estatal que permita combatir esta lacra y permitir a los defensores ejercer su labor de manera segura.

   La oficina ha instado también a que se tomen medidas por parte de las entidades estatales, que permitan mitigar el riesgo y eviten la repetición de estos hechos.