Actualizado 06/11/2015 13:10 CET

Médicos colombianos hallan primer caso de cáncer por parásitos

   BOGOTÁ, 6 Nov. (Notimérica) -

   Médicos colombianos han descubierto un nuevo tipo de cáncer provocado por las células de un parásito, en lo que constituye el primer caso del que se tiene noticia en el que las células cancerosas tienen un origen externo.

   La importancia de este descubrimiento médico de investigadores de la Clínica Universitaria Bolivariana y la Universidad Pontificia, junto con el Centers for Disease Control and Prevention de Estados Unidos, radica en que se trata de la primera descripción de que un cáncer en humanos es producido por células provenientes de una especia diferente, en este caso, un parásito.

   El caso fue detectado en un paciente de 41 años con un débil sistema inmune, producto del VIH. El hombre llegó a la Clínica Universitaria Bolivariana, donde los médicos encontraron tumores que crecían en sus pulmones y otros órganos.

   El paciente fue atendido por el médico infectólogo de la Clínica Universitaria Bolivariana Carlos Agudelo, quien ordenó una biopsia para averiguar qué de que tipo de tumores se trataba y por qué se expandían tan rápidamente.

   El resultado del examen lo dejó desconcertado: "encontramos células 10 veces más pequeñas que las humanas. Entonces empezamos a preguntarle a otros colegas de Colombia, México, España y Estados Unidos" explicó, según informa Colprensa.

   La información llegó hasta el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, el Museo de Historia Natural de Londres y la Universidad Asahikawa de Japón.

GUSANOS CON CÁNCER.

Atis Muehlenbachs, patólogo del CDC, y quien describió el hallazgo para la revista New England Journal of Medicine, señaló que su equipo se quedó muy sorprendido cuando vio los resultados de los exámenes. "Ver creciendo dentro de una persona gusanos planos que sufrían de un cáncer, y que éste se expandió al paciente causándole la enfermedad, fue sorprendente", declaró el científico.

   Las muestras de las células revelaron que el ADN presente era de una tenia enana llamada Hymenolepis nana, un tipo de parásito que se aloja en el intestino delgado y que es común, especialmente en niños.

    "Este es un caso único. Es el descubrimiento de un tipo de cáncer producido por células ajenas al cuerpo humano, procedentes de un parásito. Este descubrimiento tiene un alto impacto en el hecho de que permitirá que los médicos estén alertas a esta nueva forma de cáncer y poder hacer un diagnóstico temprano", explica el médico Carlos Agudelo.

   El descubrimiento planteó para los investigadores más preguntas que respuestas. Una de ellas es la manera de tratar este tipo de cáncer. Por ahora no es posible experimentar, pues el paciente atendido por Agudelo falleció algunos días después de que se le practicaran los exámenes.