Actualizado 10/05/2015 14:45 CET

Al menos 70 heridos en enfrentamientos entre jornaleros y policías en Baja California

San Quintín, Baja California
YOUTUBE

MÉXICO DF, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos 70 personas han resultado heridas, siete de ellas de gravedad, en los enfrentamientos entre jornaleros y policías estatales en la región del valle de San Quintín, en el estado mexicano de Baja California.

La Policía estatal ha irrumpido en la colonia Nuevo San Juan Copala, en la delegación Vicente Guerrero, ha explicado un líder de la comunidad Triqui en San Quintín, Justino Herrera, en declaraciones al diario 'La Jornada'.

Según los jornaleros, todo comenzó de madrugada, cuando a las puertas de Rancho Seco, uno de los campos productores de jitomate más grande de la región, se presentó un grupo de jornaleros aliancistas para pedir a sus compañeros que no entraran a trabajar y esperar hasta el próximo miércoles la visita del subsecretario de gobernación Luis Enrique Miranda Nava.

Al percatarse de la situación, el dueño del rancho llamó a la policía, quien alrededor de las 5.00 de la mañana arremetió contra los jornaleros que pedían mantener el paro. Algunos de ellos corrieron hacía sus casas y fueron perseguidos quien entró a las viviendas y golpeó a mujeres y niños que aún permanecían dormidos.

Al darse cuenta de que varios de sus compañeros eran perseguidos por la colonia, otros jornaleros se organizaron para repeler a la policía con palos y piedras y destruyeron dos de los veinte coches patrulla que entraron en la colonia.

Más tarde, otro grupo de trabajadores se sumó y destruyeron la tanqueta antimotines que llevaba la policía y la oficina de la policía en esa comunidad, según 'La Jornada'.

El secretario general de la Central Campesina Cardenista, Max Correa, pidió este sábado la intervención urgente del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para restablecer el orden en San Quintín y frenar la "represión" del gobierno del estado y de los empresarios contra los trabajadores agrícolas.

Según información que recibió por parte de Fidel Sánchez Gabriel, uno de los portavoces del movimiento de jornaleros de San Quitín, el los empresarios llevaron a la policía estatal para evitar el boicot que iniciaban los trabajadores descontentos por la falta de respuestas por parte de la Secretaría de Gobernación.

Correa enfatizó que la ausencia del subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, en San Quintín, para dar respuestas a las demandas de los agricultores fue una de las causas que desató la violencia en el sitio.

La víspera, el subsecretario de Gobernación canceló su participación en la mesa de diálogo que el gobierno sostiene con los jornaleros agrícolas del Valle de San Quintín, argumentando que no tenía en qué transportarse hasta el lugar de las pláticas.

Ayer, los jornaleros habían decidido instalarse en una concentración frente a la oficina de gobierno estatal que hay en San Quintín; sin embargo, un grupo de 200 hombres, ajenos al movimiento, empezó a bloquear la Transpeninsular y a agredir con piedras y palos a los automovilistas, por lo que los jornaleros decidieron retirarse para evitar ser relacionados con tales hechos violentos.