Actualizado 25/04/2007 03:36 CET

México.- La Asamblea Legislativa de Ciudad de México aprueba la despenalización del aborto en las 12 primeras semanas

CIUDAD DE MÉXICO, 25 Abr. (EP/AP) -

La Asamblea Legislativa de Ciudad de México aprobó ayer (madrugada de hoy en España) la despenalización del aborto en las primeras doce semanas de gestación, a pesar de las protestas mostradas por la Iglesia católica, grupos y partidos conservadores que preparan un recurso de inconstitucionalidad para impedir la entrada en vigor de esta norma.

La nueva Ley, aprobada con 46 votos a favor, 19 en contra y una abstención, también contempla la reducción de penas para aquellas mujeres que decidan interrumpir el embarazo después del plazo de doce semanas.

Para que la Ley pueda entrar en vigor deberá ser promulgada primero por el alcalde de la capital mexicana, Marcelo Ebrard. De ser así, la ciudad se sumaría a Cuba, Guayana y Puerto Rico como los únicos lugares en Latinoamérica y el Caribe que permiten esta opción.

En la sesión de ayer, la Asamblea Legislativa también aprobó una serie de cambios en la Ley de Salud local por los que las instituciones sanitarias públicas de la ciudad deberán atender las solicitudes de interrupción de la gestación de las solicitantes, y se obliga al Gobierno capitalino a promover la salud sexual y los derechos reproductivos, así como la maternidad y paternidad responsable.

Por su parte, la Iglesia Católica, que recibió el respaldo del Papa Benedicto XVI, advirtió antes de la votación en varias ocasiones de que los diputados que votaran a favor quedarán excomulgados una vez que se concrete el primer aborto bajo el amparo de estas modificaciones.

Las reformas fueron aprobadas en lo general y se dio paso a una discusión en lo particular, es decir, a una revisión específica de cada artículo modificado, a petición principalmente del partido conservador Acción Nacional (PAN), aunque se prevé que sea rechazado cualquier cambio.

La aprobación se produjo después de casi siete horas de debates en la Asamblea Legislativa, que permaneció fuertemente protegida por efectivos policiales ante la presencia de decenas de manifestantes, tanto a favor como en contra de la propuesta.