Actualizado 16/09/2011 00:15 CET

México.- Asesinan a 3 familiares de un policía que ayudó a Los Zetas en el atentado a un casino de Monterrey

MÉXICO DF, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades mexicanas han confirmado este jueves el asesinato de tres familiares del policía que confesó haber colaborado con el cártel de Los Zetas en el atentado a un casino de la ciudad de Monterrey, en el estado de Nuevo León (norte), que dejó un total de 52 muertos.

Un grupo de hombres armados irrumpió el miércoles por la tarde en la vivienda donde se encontraban el padre, la madrastra y el hermanastro del policía Miguel Ángel Barraza Escamilla, detenido por su presunta participación en ataque al Casino Royale el pasado 25 de agosto.

"Hubo un recado por parte de Los Zetas. El mensaje hace alusión a algún tipo de venganza", ha informado este jueves en rueda de prensa Jorge Domene, portavoz de seguridad pública de Nuevo León.

Las víctimas han sido identificadas como Miguel Ángel Barraza Sandoval, padre, de 54 años; María Dolores Reyna Rivas, pareja de su padre de 52 años, y Orlando Misael Barraza Reyna, hemanastro de 24 años. En el lugar del crimen fueron encontrados casquillos de balas de las pistolas calibre 45, según informa la agencia Notimex.

Las investigaciones apuntan a que Barraza --capturado una semana después del atentado-- habría servido de espía de Los Zetas. El policía se encuentra arrestado en la Subsecretaría Especializada en Delincuencia Organizada, en la capital mexicana.

Las muertes de los tres familiares de Barraza se producen en medio de una nueva ola de violencia que tan sólo durante el miércoles dejó un saldo de 19 muertos en Nuevo León, estado fronterizo con Estados Unidos, según ha revelado Domene.

La Procuraduría General de la República (PGR) busca a un total de 18 hombres que estarían involucrados en el atentado contra el Casino Royale. Hasta la fecha han sido detenidas seis personas por su presunta participación en este hecho.

Las autoridades presentaron el miércoles --horas antes del homicidio de los familiares de Barraza-- las fotografías de los posibles autores intelectuales de este ataque, considerado por el presidente mexicano, Felipe Calderón, como el "más grave atentado" contra la población civil del que se tenga registro en esa nación.

De acuerdo a las investigaciones, los criminales utilizaron gasolina para incendiar el casino a plena luz del día y con decenas de personas dentro. El combustible lo habrían transportado en cuatro coches que aparcaron frente al edificio.

Los peritos de la PGR han establecido que las víctimas fallecieron por intoxicación por monóxido de carbono y sólo siete de ellas estaban carbonizadas.

Monterrey está considerada la capital industrial de México y es uno de los principales enclaves comerciales del país por su cercanía a Estados Unidos. Pero en los últimos meses, los hechos violentos perpetrados por supuestas mafias se han recrudecido en esta importante ciudad.